El sistema sanitario público mejora levemente su nota y convence a más población

Médico, paciente, sanidad, receta, SESCAM, consulta médica
EUROPA PRESS/JCCM - Archivo
Actualizado 08/05/2018 15:24:59 CET

   MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   En general la población considera que el sistema sanitario en España funciona bien, así lo ha manifestado el 67,6 por ciento de los encuestados en el último Barómetro Sanitario 2017 elaborado por el Ministerio de Sanidad y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que en términos de satisfacción general le da una puntuación de 6,68 sobre 10.

Los datos mejoran levemente respecto a los de 2016 y los años anteriores, cuando a la hora de cuantificar la satisfacción general de la ciudadanía con el sistema sanitario público se puntuó con un 6,5, un 6,38 en 2015 y un 6,31 en 2014. De este modo, este año el supera al 6,59 de media alcanzado en 2011, que supuso la mayor puntuación en los últimos diez años.

Del mismo modo, si el pasado año el 33,2% de la población prensaba que se necesitaban cambios fundamentales, el dato de este año baja hasta 26,2 que se muestra partidario de esta opción; mientras un 5,4 por ciento de la población apuesta por rehacer el sistema sanitario.

Entre los servicios más valorados se encuentra la Atención Primaria que supera el notable, con una puntuación de 7,3 sobre 10; le siguen de cerca los ingresos hospitalarios (6,85) y las consultas con el especialista (6,79), mientras que las Urgencias se quedan en una puntuación de 6 sobre 10.

Concretamente, en Atención Primaria el 87,4 por ciento de los usuarios de sus servicios durante 2017 consideran que la atención recibida fue buena o muy buena. Las expectativas previas sobre la atención primaria son, además, altas, ya que siete de cada diez personas (70,1%) manifiestan que la atención recibida fue más o menos igual a como esperaban. Mientras que un 22,0 por ciento de los usuarios manifiesta que fue mejor o mucho mejor que lo esperado y un 6,7% opina que fue peor o mucho peor.

Respecto a las Consultas de Especialistas, el 83,5 por ciento de los pacientes manifiesta que la atención prestada fue buena o muy buena. Las expectativas previas sobre la atención que iban a recibir se cumplieron para el 63 por ciento de los pacientes. Mientras, para el 24,7 por ciento la calidad de la atención superó las expectativas previas y para un 10 % fue peor a lo esperado.

Por otro lado, el 86,6 por ciento de las personas que habían sido ingresadas en un Hospital Público manifiestan que la atención que recibieron fue muy buena o buena. En este caso la calidad de atención superó las expectativas previas para un 38,6por ciento de los pacientes, que se encontraron con una atención mejor que la esperada, y un 7,7 por ciento opinó que fue peor de la esperada.

El 78,1 por ciento de las personas que utilizaron los diferentes Servicios de Urgencias del SNS manifiestan que fueron atendidos muy bien o bien y solamente un 7,4 por ciento se consideran mal o muy mal atendidas.

Entre los aspectos susceptibles de mejora en los diferentes servicios asistenciales se identifican, fundamentalmente, los relacionados con los tiempos de acceso a los servicios. Así, destaca la obtención de cita en el día cuando así se solicita en Atención Primaria (62,5% nunca o casi nunca consiguen cita para el mismo día) De igual modo, la percepción sobre la evolución de las listas de espera, como en anteriores ediciones, es negativa: el 44,1% piensa que sigue igual y el 29,3% que ha empeorado; solo un 7,3% piensa que ha mejorado.

También en el campo de la coordinación asistencial entre niveles hay espacio para la mejora; un 39,2% de los entrevistados piensa que la coordinación y comunicación entre diferentes niveles asistenciales es regular, mala o muy mala.

PREOCUPACIÓN POR EL ALCOHOL, SATISFACCIÓN CON LA RECETA ELECTRÓNICA

Por otro lado, un 57,2 por ciento de los entrevistados ha utilizado en los últimos 12 meses el sistema de receta electrónica. De ellos un 12,1 por ciento indican haber tenido problemas a la hora de retirar medicamentos: intentar hacerlo fuera de los plazo permitidos es el más frecuente (37,9%), pero también son frecuentes que el farmacéutico dijera que los medicamentos recetados no aparecían en la aplicación (31%), que la tarjeta no funcionase (17,3%) o que el ordenador de la farmacia no funcionase (12%).

La satisfacción media con el sistema de receta electrónica ha sido de 8,4 sobre 10. Accesibilidad a los medicamentos La gran mayoría de los ciudadanos (88,6 %) manifiesta que no se ha visto en la situación de no poder acceder a medicamentos recetados por los médicos por motivos económicos; a otro 6,6 % no le habían recetado ningún medicamento en los últimos 12 meses; mientras un 4,7 por ciento refiere haber tenido algún problema de acceso por este motivo.

Asimismo, preguntados por el consumo de alcohol en menores, que ha sido uno de los temas que ha ocupado la agenda política este último mes, 79,8 por ciento opina que la sociedad es demasiado permisiva con la venta de alcohol a menores.

La mayoría de los encuestados (68,2%), sobre una muestra de 7.800 entrevistas, no cree que el consumo entre los menores tenga que ver con que vean beber alcohol en casa; mientras que un 31 por ciento está a favor de un mayor control por parte de los padres y un 28,5 por ciento apuesta por una mayor vigilancia y sanciones por parte de las autoridades sobre la venta ilegal de alcohol a menores.