Siete de cada diez niños trasplantados de hígado hacen vida "completamente normal" al cabo de varios años, según experto

Actualizado 15/06/2006 12:30:01 CET

SEVILLA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 70 por ciento de los niños que se someten en la actualidad a un trasplante de hígado como consecuencia del fallo hepático que sufren hacen una vida "completamente normal" al cabo de varios años, según apuntó el doctor Ramón Tormo, de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Hospital Vall d'Hebron.

Con todo, dicho experto señaló, en declaraciones a Europa Press, que la nueva generación de fármacos inmunosupresores que hace escasamente un par de años salieron al mercado "nos permitirá mejorar este porcentaje de éxito".

Así, estimó que en un plazo aproximado de unos 10 años "podremos estar hablando de que un 98 por ciento de estos pacientes pediátricos podrán llevar una vida completamente normal, sin presentar complicaciones en su metabolización, inflamación de hígado o hipertensión", entre otros trastornos.

Tormo sostuvo que la "gran ventaja" de esta nueva generación de fármacos y por la que "pensamos que en unos diez años podremos alcanzar una tasa de éxito de vida normal del 98 por ciento, esto es, acercarnos al riesgo cero", es que "sólo bloquean la reacción que el sistema inmune ejerce en el órgano trasplantado, respetando la inmunidad general del resto del organismo".

En cuanto a los "riesgos" en el trasplante, señaló que es en la adolescencia, "por el carácter rebelde que se tiene a esa edad", cuando el temor a la aparición de posibles complicaciones es más alto, "fundamentalmente por la falta de adherencia terapéutica" --incumplimiento del tratamiento por parte del paciente--.

De igual forma, Tormo destacó que este éxito en los trasplantes y en su posterior seguimiento "es mérito de los cirujanos y de las propias administraciones que, como la Catalana, no han escatimado nunca ningún esfuerzo a la hora de destinar recursos".

Por último, dicho experto, que subrayó el papel de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), recordó que España fue uno de los primeros países europeos en poner en marcha a comienzos de la década de los 80 del siglo pasado el Programa de Trasplante Hepático.

A nivel hospitalario, señaló que los centros de Madrid y Barcelona fueron los primeros en realizar trasplantes hepáticos, a los que le siguieron con "magníficos resultados hospitales como La Fe, en Valencia; Reina Sofía, en Córdoba, o el Hospital Canalejo, en La Coruña", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter