Siete de cada diez españoles sufre déficit de yodo

Actualizado 03/01/2006 15:58:22 CET

BARCELONA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Siete de cada diez españoles sufre déficit de yodo por la ingesta insuficiente de este componente, lo que puede causar bocio y desencadenar un cáncer de tiroides, según informó hoy a Europa Press el coordinador del programa de salud materno-infantil de Unicef en España, José Arena.

Los alimentos de consumo más habitual tienen un nivel bajo de yodo, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja condimentar los platos con sal yodada, que en España se puede encontrar en el mercado desde 1982, explicó Arena.

Un adulto requiere ingerir 150 microgramos de yodo al día, mientras que un niño debe consumir 90 microgramos diarios. En el caso de las mujeres embarazadas, éstas deben consumir hasta 300 microgramos de yodo al día.

Arena aseguró que "con un consumo habitual de sal yodada, los hombres y las mujeres no embarazadas pueden cumplir con las dosis adecuadas". Sin embargo, hay todavía muchos españoles que desconocen estas recomendaciones.

La glándula tiroides necesita yodo para funcionar y mantener el desarrollo mental y físico de la persona. La manifestación más común de la carencia de yodo es el hipertiroidismo, una inflamación de cuello provocada por agrandarse la tiroides en su esfuerzo por recoger yodo de la sangre.

La falta de yodo tiene consecuencias aún más graves, ya que puede dañar la agudeza visual y provocar discapacidades, como retraso mental, en el caso de aquellos niños cuyas madres han tenido una gran deficiencia de yodo durante el embarazo.

Según Arena, el 20% de niños catalanes sufre bocio o hipertiroidismo, debido a una ingesta deficiente de yodo de sus madres durante la gestación.

A pesar de que la sal yodada es una de las mejores fuentes de yodo, con el tiempo este componente puede llegar a desaparecer. En el caso de España, "no existe ningún control para detectar el nivel de yodo de las sales que se venden en los establecimientos", añadió.

CONVENIO PARA VENDER SAL YODADA CON GARANTÍAS.

Para garantizar que el proceso de fabricación, almacenaje y venta de la sal cumple con todas las garantías, la presidenta de Unicef en España, Consuelo Crespo, y el director ejecutivo de Sal Costa, Ignacio Casanova, firmaron hoy un acuerdo en Barcelona.

El convenio establece que Sal Costa y otras empresas que se sumen a la iniciativa producirán sal yodada según un proceso homologado por la OMS. Esta primera compañía realizará varias catas de sal yodada a lo largo del año en establecimientos que vendan este producto.