SATSE intensificará sus acciones para que "no haya ni un solo enfermero o fisioterapeuta que quiera trabajar y no pueda"

Enfermera con una máquina para tratar traumatismos pediátricos
GENERALITAT VALENCIANA
Publicado 20/10/2017 12:21:25CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, ha acordado las principales líneas estratégicas de actuación que desarrollará en los próximos meses para seguir defendiendo los intereses de las enfermeras y fisioterapeutas, así intensificará sus acciones para que "no haya ni un solo enfermero o fisioterapeuta que quiera trabajar y no pueda".

"La falta de enfermeras y fisioterapeutas es un mal endémico de nuestro país que se cronifica año tras año, y que tiene una repercusión directa en la salud de las personas, que ha sido demostrada ya por numerosos estudios. No olvidemos nunca que, con menos profesionales, hay más complicaciones y fallecimientos", apuntó el presidente del sindicato, Manuel Cascos.

Además de seguir presionando y negociando con las distintas administraciones públicas para que se convoquen nuevas Ofertas Públicas de Empleo, con plazas suficientes para enfermeras y fisioterapeutas, dentro de las medidas a acometer para generar más empleo, el Comité Ejecutivo Estatal ha subrayado la necesidad de que el Gobierno central permita a las comunidades autónomas establecer la jornada laboral de 35 horas a la semana, con plena seguridad jurídica.

Al respecto, SATSE puso en marcha una campaña reivindicativa hace unas semanas y seguirá desarrollando nuevas actuaciones con este objetivo, al igual que se insistirá en reclamar un incremento salarial de, al menos, el 6 por ciento, para el próximo año y, de esta forma, paliar en parte la pérdida de poder adquisitivo sufrido por los profesionales desde el inicio de los recortes.

Por otro lado, manifestaron su preocupación por las continuas agresiones físicas o verbales que sufren los profesionales cuando desarrollan su labor. Al respecto, se valoró positivamente actuaciones como la creación de la figura del 'interlocutor policial sanitario', pero la gravedad de la situación requiere de una normativa que regule, a nivel estatal, el conjunto de actuaciones (prevención, sensibilización, información, apoyo...) que se han de acometer por parte de las diferentes administraciones públicas e instituciones sanitarias privadas implicadas.

De igual manera, la organización sindical reclama la creación de un Observatorio de Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS) que haga un detallado seguimiento y denuncie públicamente estas situaciones, como así se propuso en el Grupo de Agresiones del Ministerio, en el que participó SATSE. "Cuanto más se visibilice este problema, más sensibilidad social, administrativa y profesional habrá hacia el mismo y más actuaciones se pondrán en marcha", concluyó Cascos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter