Sanidad prohibirá que las bebidas alcohólicas, incluído el vino, se presenten como "saludables"

Actualizado 01/02/2007 20:51:05 CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Nunca más se podrá leer eso de que "la ingesta de vino es beneficiosa para el buen funcionamiento del corazón". La Ministra de Sanidad, Elena Salgado, presentó hoy en rueda de prensa una norma que comenzará a aplicarse el 1 de julio y que, entre otras cosas, impedirá que todas las bebidas alcohólicas con una graducación superior al 1,2% a publicitarse como "saludables" o incluir referencias a sus supuestas propiedades en las etiquetas. En el campo de los alimentos, en un plazo de dos años, todos aquellos que aseguren beneficios para la salud deberán demostrarlos "científicamente".

La norma supone la aplicación de una directiva europea, que entró en vigor el pasado 19 de enero. "Sólo las bebidas sin alcohol o bajas en alcohol podrán incluir este dato como mensaje positivo en su publicidad o en sus etiquetas", aseguró Salgado, en una comparecencia junto al presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Félix Lobo.

El reglamento supone un nuevo varapalo para la industria vinícola, enfrentado a Salgado tras conocer la más que previsible inclusión del vino en la futura Ley antibotellón para prevenir el consumo entre menores. Sin embargo, Elena Salgado asegura que "el reglamento va a redundar en favor de la protección del derecho de los consumidores a una información veraz, contrastada y con un riguroso fundamento científico".

COMIDA CIENTÍFICAMENTE SANA

La norma afectará también a los alimentos, pero las obligaciones impuestas no serán de cumplimiento obligatorio hasta dentro de dos años "por prudencia". Finalizado ese plazo, las comidas que se presenten como 'light', bajo en algún componente o con propiedades para el colesterol, por ejemplo, deberán argumentar sus informaciones "científicamente". La ley afecta también a todos aquellos que prometan beneficios en el crecimiento infantil.

Lo que se prohibirá, "en cualquier caso", es la inclusión de mensajes que prometan "propiedades terapéuticas o curativas" en un alimento. Salgado pretende así solucionar un supuesto "vacío legal" que provocó que en 2005 un 16% de los anuncios incumplieran la legislación vigente que regula la publicidad. Además, pretende enviar la "competencia desleal" que podrían sufrir las empresas que no utilicen publicidad engañosa de aquellas que sí lo hagan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter