Sanidad se plantea en 2008 prohibir fumar en los restaurantes de menos de 100 metros cuadrados

Actualizado 04/09/2007 16:33:27 CET

BARCELONA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad y Consumo se plantea, durante el año 2008, modificar la Ley antitabaco para prohibir fumar en bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados. Así lo aseguró hoy la consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, quien reveló este detalle de una conversación que tuvo el pasado mes de julio con el recién nombrado ministro de Salud, Bernat Soria.

En una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, Geli explicó que durante la reunión mantenida con el ministro, ella le planteó a Soria la posibilidad de que Catalunya revisara la legislación en este sentido, a lo que el ministro le pidió que aplazara la decisión, ya que había la posibilidad de endurecer la ley estatal. A pesar de esto, Geli no quiso aventurarse a afirmar rotundamente que el consumo se prohibirá en estos locales.

La ley actual prevé que los locales de más de 100 metros cuadrados prohíban fumar en toda su superficie o reserven un espacio separado para los fumadores y dejen el resto libre de humos. Para los locales pequeños, se deja la decisión de dejar o no fumar a la voluntad de los propietarios, aunque la inmensa mayoría ha decidido permitir fumar.

Para la consellera, fue un "error" dejar fumar en estos locales. "Convertimos a los trabajadores de estos locales en claramente fumadores", dijo.

Geli explicó que pretendía entablar conversaciones antes de fin de año con los sindicatos y la patronal del sector, que está "dividida", según la consellera. Para ella, los propietarios de los locales están "incómodos" al tener que elegir si prohíben o no fumar en sus establecimientos.

Sobre el grado de cumplimiento de la ley, la titular de Salud de la Generalitat aseguró que en Catalunya el cumplimiento en el ámbito laboral ha sido "impecable", mientras que en el sector de la restauración, "más ligado al ocio", el seguimiento ha sido "irregular" y "desigual".

Según ella, "Catalunya ha sido de los sitios con mayor cumplimiento", por lo que desde la Comisión de Tabaquismo de Catalunya se hace una valoración "positiva" de la ley, aunque admitió que quedan aspectos por "mejorar".

La Generalitat ha realizado desde que la ley entró plenamente en vigor el 1 de septiembre del año pasado unas 10.000 inspecciones, que han supuesto el levantamiento de unos 2.000 expedientes y la imposición de 200 sanciones.

Sin embargo, la consellera admitió también que, en su opinión, las restricciones al tabaco terminarán siendo legisladas por la Unión Europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter