Sanidad y la OMC lanzan una guía para que los médicos de atención primaria aborden el consumo de alcohol en menores

Actualizado 17/01/2007 13:10:22 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y la Organización Médica Colegia (OMC) anunciaron hoy el lanzamiento de una 'Guía de buena práctica clínica en el uso y el abuso del alcohol' que irá destinada especialmente a los médicos de atención primaria con el objetivo de abordar el consumo de alcohol en los menores de edad.

De este modo, se distribuirán unas 30.000 guías a los médicos de familia de toda España con la intención de dar formación e información sobre las patologías que son "prevalentes e importantes", y así aumentar "su capacidad de resolución y su poder de actuación" sobre la población, según afirmó el vicesecretario de la OMC, Francisco Toquero, en el marco de la jornada sobre el 'Consumo de alcohol en adolescentes' donde tuvo lugar la presentación de la guía.

Según Toquero, "lo que más importa" es el abuso del alcohol en los menores, ya que los mayores de edad "ya saben y tienen su criterio para decidir", de ahí que esta guía busca que el médico de familia pueda transmitir a los padres las posibilidades para comprobar en sus hijos un consumo abusivo o reiterado "de jueves, viernes y sábado bebiendo, y el domingo a dormir", ofreciendo test y otros métodos para hacer llegar al menor las consecuencias a largo plazo que conllevan en su calidad de vida.

Para ello, la guía incluye patrones de consumo en los menores, factores influyentes y el perfil del adolescente con problemas a causa del alcohol, al tiempo que también ofrece estrategias preventivas, opciones terapéuticas y modelos de intervención integral en Atención Primaria.

El médico de familia es el que está en "mejores condiciones" de conectar con el entorno del menor y comunicarles el problema a padres o madres, pero para ello debe estar receptivo y con la formación adecuada para saber detectar el problema y aportar posibles soluciones, destacó el doctor Toquero, si bien luego en el ámbito de la privacidad de las familias "cada uno pueda educar a sus hijos como convenga", aseveró.

Por su parte, la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, destacó durante la presentación de las jornadas la importancia de aumentar los instrumentos que los profesionales tienen para abordar la prevención de los consumos incipientes en los más jóvenes, y que pueden estar dándole ya "algún tipo de patología orgánica".

Según su opinión, el problema de alcohol está "tan normalizado" que parece que no puede haber problemas en términos de salud "si no es a largo plazo y después de consumos muy prolongados", de ahí que se deba incidir en los problemas de salud y comportamiento que conlleva, "así como en las formas más adecuadas para detectarlas precozmente", según Moya.

Además, Moya destacó que la futura ley del alcohol tratará de prevenir y establecer medidas que eviten la disponibilidad de los jóvenes al alcohol, que en España es muy alta y hace que las borracheras en menores sean "alarmantes". En este sentido, recordó que el consumo de alcohol de jóvenes de 16 años se sitúa en cifras superiores al 70 por ciento, según los datos que maneja el Ministerio desde 2004.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter