Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 04/08/2010

Por una mala administración

Sanidad alerta sobre casos graves de sobredosis de un fármaco para la gota

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad y Política Social, ha emitido una nota informativa en la que advierte a los profesionales sanitarios sobre las graves consecuencias detectadas en los últimos meses por un uso inadecuado de la colchicina, un fármaco indicado para el tratamiento de los ataques agudos de gota.

   La colchicina es un alcaloide de la planta 'Colchicum autumnale L.', o "azafrán silvestre", que actúa reduciendo la respuesta inflamatoria consecutiva al depósito de cristales de urato en las articulaciones. Se utiliza entre otros casos, como tratamiento frente a la gota y como cobertura de los tratamientos de hiperuricemias.

   En España actualmente, existen comercializados dos medicamentos que contienen colchicina: 'Colchicine Houdé' y 'Colchimax', ambos fabricados por Seid. En todo caso, apuntan desde Sanidad, existen alternativas para el tratamiento de la gota aguda con antiinflamatorios esteroideos o no esteroideos que no incluyen el uso de colchicina.

   Según explica la agencia, la detección de varios casos de sobredosis accidentales, "e incluso intencionadas", hacen necesario recordar el riesgo de sobredosis que puede originar este medicamento y las medidas necesarias para prevenir estas situaciones, teniendo en cuenta su "estrecho margen terapéutico" y la posibilidad de interacciones con medicamentos que inhiben su vía metabólica.

   La colchicina en sobredosis es muy tóxica, indican, con gran variabilidad en cuanto a la dosis letal, entre 0,5 y 0,8 miligramos por kilogramo de peso. Los síntomas de sobredosificación pueden tardar horas en manifestarse, por este motivo los especialistas afirman que sólo se debe utilizar bajo prescripción médica, explicando claramente al paciente la pauta posológica con el fin de evitar errores en la dosificación.

   Así, la AEMPS subraya que antes de prescribir colchicina el médico debe descartar alteración de la función renal del paciente. Además, recomienda que no se administren más de 2 miligramos en 24 horas y desaconseja su uso concomitante junto con inhibidores de CYP3A4 o de la glicoproteina-P, ciclosporina antibióticos macrólidos como claritromicina, telitromicina, eritromicina, josamicina; con ketoconazol, itraconazol, fluconazol; indinavir, atazanavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir, amprenavir, fosamprenavir; diltiazem, verapamilo, zumo de pomelo y otros cítricos amargos.

Europa Press Comunicados Salud