Revelan potenciales conflictos de interés poco reconocidos en asesores de la FDA

Fármacos, medicamentos, medicinas
PIXABAY - Archivo
Publicado 06/07/2018 7:11:54CET

   MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un informe de investigación de Charles Piller, corresponsal colaborador en el departamento de Noticias de 'Science', descubre potenciales conflictos de interés poco reconocidos y no vigilados entre aquellos que prestan servicios en los paneles asesores de la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para revisar los medicamentos de los cuales no se informan.

   Algunos miembros de dichos paneles reciben más tarde pagos significativos de los fabricantes de fármacos que revisaron previamente, o de sus competidores. Esto está sucediendo, señala Piller, a pesar del sistema establecido por la FDA para identificar posibles conflictos financieros de interés entre los reclutados para los nuevos paneles asesores de medicamentos.

   Para esta investigación, Piller analizó los registros en el sitio web federal de pagos abiertos entre 2013 y 2016. Entre otros hallazgos, informa que de los 107 asesores médicos que votaron en los comités asesores de la FDA durante este tiempo, después, 40 se llevaron más de 10.000 dólares de los fabricantes de drogas, o de firmas competidoras.

   Además, 'Open Payments' sugiere que 26 consejeros médicos ganaron más de 100.000 dólares en ganancias 'post hoc' o financiación de la investigación, dice Piller. Estos potenciales conflictos de intereses pueden estar más extendidos de lo que comúnmente se piensa, sugiere su informe, incluso a través de anécdotas adicionales.

   En uno de esos ejemplos, se encontró que un médico recibió más de 200.000 dólares por alojamiento, honorarios y asesoría del fabricante de un medicamento que votó para recomendar su aprobación, y de firmas competidoras. Aunque estos pagos podrían no ser realmente "quid-pro-quo", según Vinay Prasad, un oncólogo que también estudia los conflictos financieros que existen en las aprobaciones de medicamentos, aquellos a quienes se les pide que intervengan ganan enormemente en sus futuras carreras profesionales. "Lo mejor para ellos es jugar bien con las compañías", añade.

   Pillar también descubrió que la FDA puede haber omitido o juzgado vínculos financieros insignificantes con los médicos antes de su servicio en los paneles de asesoramiento. El proceso de la FDA para revisar los intereses financieros de aquellos a los que se les solicitó que sirvan como asesores utiliza un sistema de honor, basado únicamente en las revelaciones de los propios miembros, y casi siempre está oculto a la vista del público.

   La investigación de Piller sugiere que muchos conflictos de intereses están quedando al margen. Una segunda historia analiza a los miembros del personal de la FDA que abandonan la agencia para trabajar en compañías cuyos medicamentos una vez revisaron. La FDA rechazó las solicitudes de Piller de realizar algún comentario al respecto.