Moderada y grave

Relacionan la psoriasis con la enfermedad renal crónica

Actualizado 07/10/2014 11:48:51 CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación apunta la necesidad de realizar un seguimiento más estrecho de los problemas renales en pacientes con un 3 por ciento o más de su superficie corporal afectada por psoriasis para ayudar a detectar y tratar los primeros signos. Además, el trabajo, publicado en 'British Medical Journal', sugiere considerar cuidadosamente los medicamentos que pueden causar enfermedad renal en esta población de pacientes en situación de riesgo.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria común crónica de la piel y las articulaciones que afecta a entre el 2 y el 4 por ciento de la población general. La evidencia creciente sugiere que la psoriasis se asocia con la diabetes y la enfermedad cardiaca independiente de los factores de riesgo tradicionales y algunos médicos creen que la psoriasis también puede estar asociada con enfermedad renal, pero hasta el momento, los estudios han sido resultados contradictorios.

Por ello, un equipo de investigadores con sede en Filadelfia, Estados Unidos, decidió comparar el riesgo de enfermedad renal crónica en pacientes con y sin psoriasis. Usando una base de datos de Reino Unido de registros médicos electrónicos (FINA) de atención primaria, se identificaron 143.883 pacientes de 18 a 90 años con psoriasis, que se compararon con 689.702 pacientes sin psoriasis que actuaron como controles.

Los expertos definieron como enfermedad grave a los participantes con psoriasis que recibieron fototerapia o medicamentos orales o inyectables.
Luego, el equipo analizó la forma en que muchos de estos pacientes habían recibido un diagnóstico de enfermedad renal crónica en base a las pruebas estándar entre 2003 y 2010, además de tener en cuenta los factores de riesgo conocidos para la enfermedad renal crónica, como edad, sexo, presencia de diabetes, presión arterial alta, niveles altos de colesterol y el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Los investigadores encontraron que los pacientes con psoriasis, especialmente aquellos con enfermedad severa, estaban en mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica entre moderada y avanzada (estadio 3-5 ) en comparación con el grupo control. Por otra parte, las personas con psoriasis severa registraron casi el doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad renal crónica y fueron más de cuatro veces más propensos a desarrollar enfermedad renal terminal que requiere diálisis.

Después de ajustar por factores de riesgo conocidos, la psoriasis severa seguía siendo un factor de riesgo independiente para la enfermedad renal crónica y enfermedad renal terminal que requiere diálisis. Un nuevo análisis de 8.731 pacientes con psoriasis con mediciones de superficie corporal afectada emparejados con 87.310 pacientes sin psoriasis mostró resultados similares: un mayor riesgo de enfermedad renal crónica en pacientes con enfermedad moderada y grave.

La psoriasis se define como enfermedad leve cuando afecta al 2 por ciento o menos del área de superficie corporal; moderada cuando la enfermedad se dispersa por entre el 3 y el 10 por ciento de superficie del cuerpo y severa cuando la patología se extiende a más del 10 por ciento de la superficie corporal.

Los resultados combinados indican que, a pesar de qu no se observa ninguna asociación en pacientes con enfermedad realmente leve, se identifican vinculaciones en la psoriasis moderada y grave, que se estima que afecta a más del 20 por ciento de los pacientes en todo el mundo, según los autores.
También señalan que, aunque el riesgo relativo fue mayor en los pacientes más jóvenes, el riesgo absoluto de enfermedad renal crónica atribuible a la psoriasis aumenta con la edad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter