Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 28/12/2012

Publica la revista 'Cell Metabolism'

Un regulador de la energía celular puede ser la clave para restringir el crecimiento del cáncer

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad McGill, en Canadá, han descubierto que un regulador clave del metabolismo de la energía en las células de cáncer conocido como la proteína quinasa activada por AMP (AMPK, en sus siglas en inglés) puede jugar un papel crucial en la restricción del crecimiento celular del cáncer, según una investigación publicada este jueves en la revista 'Cell Metabolism'.

   La AMPK actúa como un "indicador de combustible" en las células, se activa cuando detecta cambios en los niveles de energía y ayuda a cambiar el metabolismo si los niveles de energía son bajos, como durante el ejercicio o durante el ayuno. Los investigadores detectaron que la AMPK también regula el metabolismo de las células cancerosas y puede restringir su crecimiento.

   "El cáncer es una enfermedad en la que las células pierden sus limitaciones normales en el crecimiento y comienzan a dividirse sin control. Pero, para que las células crezcan rápidamente lo que necesitan es energía suficiente para completar la tarea", explicó Russell Jones, profesor asistente en el Centro de Investigación sobre el Cáncer McGill Goodman y el Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad McGill.

   "La AMPK actúa como el indicador de combustible en el coche, que permite que el cuerpo sepa cuándo los niveles de energía son bajos y se detiene el crecimiento celular hasta que haya suficiente gasolina en el tanque. Queríamos ver si este indicador de combustible podría afectar el desarrollo y progresión del cáncer", afirmó el investigador.

   Así, explica que su equipo encontró que los ratones que carecen de la AMPK desarrollaron tumores más rápido, lo que sugiere que esta proteína activada por AMP es importante para mantener el desarrollo de tumores, por lo menos para algunos tipos de cáncer, como el linfoma, que es el que estudiaron estos científicos. Ellos descubrieron que la proteína Myc, que se activa en más de la mitad de todos los cánceres, podría promover el linfoma más rápidamente cuando los ratones tenían deficiencia de AMPK.

   Jones descubrió que la AMPK desempeña un papel específico en la restricción de la capacidad de las células cancerosas de utilizar el azúcar para alimentar su crecimiento. "Usan el azúcar de manera más eficiente, lo que les permite crecer más rápido. Estos resultados sugieren que la activación del AMPK en las células cancerosas pueden ser de una manera en que podemos restringir el crecimiento del cáncer", concreta Jones.

   Este avance científico se basa en un descubrimiento anterior de que el medicamento metformina, un medicamento contra la diabetes común, puede restringir el crecimiento de células tumorales. Jones y sus colegas de McGill están estudiando aplicaciones clínicas basadas en esta investigación.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus