Recorte.-AMPL.- La Generalitat de Cataluña cree que "tendría sentido" plantear el copago sanitario a nivel estatal

Actualizado 01/06/2010 18:46:41 CET

BARCELONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castells, indicó hoy que "tendría sentido" plantear a nivel estatal la propuesta de la consellera de Salud, la también socialista Marina Geli, de implantar medidas de copago en función del nivel de renta de los usuarios en la sanidad pública.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, Castells indicó que por ahora el Govern no contempla ningún tipo de copago en sus medidas anticrisis, aunque se preguntó si "tiene sentido que determinadas prestaciones y servicios que tienen un coste económico elevado" no cuesten nada a personas de rentas más altas o a personas extranjeras, de otros países europeos, que viajan a España para operarse.

En una entrevista de Europa Press, Geli se mostró partidaria de un "copago voluntario" que consista en desgravar impuestos en la declaración de la renta a los ciudadanos que tengan mutua privada, como una compensación a su contribución a descongestionar el sistema público de salud, contribuyendo a preservar la cartera de servicios que en la actualidad presta el Sistema Nacional de Salud.

Para Castells, el copago es una palabra que se asocia a algo 'antisocial', cuando la propuesta de introducirlo por ejemplo en los extranjeros que viajan a España para operarse y beneficiarse de unos servicios que en sus países de origen no son gratis "está cargada de buen sentido, de sentido común, de razón".

PLENO APOYO A GELI

Tanto Castells como el conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, expresaron hoy su pleno apoyo a la consellera Geli. "Por supuesto es una persona que tiene un gran coraje al plantear cuestiones y lo ha hecho muy bien", aseguró el titular de Economía.

"Hay reflexiones que son siempre oportunas y pertinentes", aseguró Nadal, aunque sin embargo, aseguró que ahora no es momento para abrir este debate.

En este sentido, Castells añadió: "Si se tuviera que plantear, lo que tendría sentido es que se hiciera en todo el Estado", recordando que en 2004, Geli ya abogó por el copago --un euro por visita, siguiendo las recomendaciones del informe Vilardell--, opción que luego se desestimó.

Tanto Castells como Nadal aseguraron que el copago no es algo nuevo. Así, Castells recordó que en determinados servicios sociales, ya existe, y Nadal citó el caso del transporte público, cuyo coste es asumido en un 60% por la administración con transferencias y contratos programa con los operadores públicos y privados, y el 40% por los usuarios a través de la compra de los billetes y abonos.

Por contra, el presidente de la Generalitat, José Montilla, aseguró ayer que es partidario de "introducir elementos de racionalidad" del gasto sanitario antes que el copago.

En el sistema sanitario catalán, "se tendrán que introducir medidas no para hacer pagar a la gente, sino para racionalizar el uso de un servicio público que es de calidad", dijo, al preguntársele si es necesario el copago, sistema que reivindicó este domingo la consejera de Salud.