PVasco

Gobierno vasco apuesta por coordinar las políticas de eficiencia del gasto sanitario con la reforma del SNS

Actualizado 05/10/2011 17:09:29 CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco, Jesús María Fernández, se ha mostrado partidario este miércoles de coordinar las políticas de eficiencia del gasto sanitario con la reforma del Sistema Nacional de Salud y ha destacado la importancia de llegar a un gran acuerdo social y político para mejorar la productividad en este sector.

Durante su intervención en el curso 'La sostenibilidad económica y asistencial del Sistema Nacional de Salud', celebrado en Madrid, Fernández ha recordado que uno de los principales problemas del sistema sanitario español es que los ingresos fiscales del Estado "no acompañan" el nivel de gasto sanitario que las comunidades autónomas necesitan.

Por ello, ha abogado por "reducir" el fraude fiscal, "aumentar" los impuestos del tabaco y el alcohol, mejorar la progresividad de los impuestos e introducir medidas "impositivas" sobre las transacciones financieras especulativas.

"Podemos reducir el gasto sanitario pero el problema es cómo mantenemos esta estabilización del gasto. Necesitamos tener una base de ingresos financieros suficiente", ha recalcado Fernández tras asegurar que el Gobierno vasco ha realizado una eficiente gestión sanitaria en la que se han preservado las condiciones de asistencia sanitaria priorizando el gasto social.

Así, el viceconsejero vasco ha avisado de la necesidad de estar "vigilantes" ante aquellas propuestas partidarias de ir hacia un sistema sanitario dual y de las que apuestan por un modelo de gestión sanitaria indirecta. A su juicio, estos modelos tienen "más contras que pros".

En este sentido, Fernández ha recordado que el Ejecutivo autonómico ha puesto "el freno de pie y de mano" en el crecimiento del gasto sanitario aunque, ha apostillado, sin afectar el nivel de eficiencia del sistema. Todo esto se ha conseguido, ha continuado, con un plan de gestión "ambicioso, riguroso y profesional" basado en la mejora de la productividad de los recursos humanos, en la reducción de las estructuras administrativas, del número de compras o, incluso, una disminución de la actividad médica concertada.

"El Gobierno vasco ha hecho una gestión de la sanidad con el objetivo principal de preservar las condiciones de asistencia sanitaria priorizando en el gasto social a pesar de la crisis. Hemos hecho más con menos. Con más austeridad hemos producido más y hemos realizado una mejor gestión", ha zanjado Fernández.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter