Contador

Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Psicólogo avisa de la falsa percepción que hay entre la igualdad de hombres y mujeres y recuerda la violencia de género

Publicado 24/11/2017 17:39:54CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El psicólogo clínico del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, Pedro Adrados, ha avisado de la "falsa percepción" que actualmente existe en que las relaciones entre hombres y mujeres son igualitarias, recordando los casos de violencia de género que se producen casi a diario.

Y es que, según datos de Naciones Unidas, entre 2005 y 2016 un 19 por ciento de las mujeres de entre 15 y 49 años dijeron que habían experimentado violencia física o sexual, o ambas, a manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto.

"La violencia de género es un tipo de violencia específico, aquel que perpetra un hombre sobre una mujer, haciendo valer una posición de superioridad que nuestro modelo de sociedad fomenta y tolera. Dicho modelo transmite a nivel intergeneracional valores y referentes, creencias, prejuicios y mitos que legitiman la desigualdad, la subordinación o la inexistencia simbólica de las mujeres", ha detallado el experto.

De hecho, prosigue, a diario se ven en consulta mujeres cuyos sufrimientos y malestares son indicadores de ser víctimas de violencia de género. En este sentido, el psicólogo clínico ha advertido de que las consecuencias físicas y mentales en la víctima son especialmente graves, sobre todo por dos motivos: por una parte, los privilegios e impunidades con los que cuenta el agresor por el solo hecho de ser hombre y, por otra, las dificultades de la víctima para identificar el maltrato y encontrar apoyos que le hagan sentirse más o menos segura para salir de él.

Asimismo, Adrados ha recalcado que la violencia de género no se circunscribe únicamente al ámbito de la pareja; que se puede mostrar a través de múltiples maniobras y estrategias, como por ejemplo, formas de coacción, control y chantaje emocional, desvalorización o marginación; y que son necesarias más terapias y más específicas con los maltratadores.

"Hay que implementar políticas públicas que promuevan una masculinidad no hegemónica, ya que las actuales actúan como defensoras y perpetuadoras de aquella, y sin ellas es muy difícil hacer cambios que vayan más allá de los esfuerzos individuales", ha zanjado el experto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter