Un programa pionero reduce a medio centenar de pacientes las sujeciones farmacológicas en un grupo de residencias

Actualizado 27/05/2013 16:37:06 CET

VALENCIA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Un programa pionero impulsado en los centros de referencia del Grupo La Saleta ha permitido reducir las sujeciones farmacológicas a más de medio centenar de residentes en 3 años, según ha señalado este lunes la directora del Grupo La Saleta, Ana García, en un comunicado.

Esta iniciativa, única en España, aboga por incrementar la calidad de vida de los dependientes y expandir un modelo propio de cuidado sociosanitario centrado en la persona, desarrollado e implantado por equipos en los que colaboran médicos y especialistas de los recursos gestionados por el citado Grupo.

Ana García ha explicado que éste programa de reducción de las sujeciones farmacológicas cuenta con un promedio de éxito que supera el 50 por ciento desde su implantación en 2010, lo que ha permitido la retirada de las sujeciones en 55 de los 92 residentes que lo han iniciado. Además, actualmente hay otros 33 usuarios en proceso de retirada y se ha conseguido una reducción de uso de 55 fármacos, lo que supone un "notable éxito" en la implantación de los protocolos de actuación.

De hecho, García ha añadido que, si éste programa se extendiese a todas las residencias de la Comunidad Valenciana, además de la mejora en la calidad de vida de los usuarios, "se podría optimizar el gasto sanitario como consecuencia de la reducción en el consumo de fármacos, con un ahorro estimado de más de 1,8 millones de euros al año para las arcas públicas.

La directora del Grupo La Saleta ha señalado que este programa forma parte de las acciones iniciadas en 2008 por esta entidad para la erradicación de las sujeciones físicas y farmacológicas en los centros sociosanitarios, que la han convertido en la única organización española --y una de las pocas de Europa-- que trabaja sin sujeciones físicas en sus 18 centros, en los que se atienden a casi 3.000 personas mayores dependientes.

En este sentido, Ana García ha recordado que España es uno de los países occidentales con mayor uso de sujeciones para controlar a las personas en situación de dependencia, especialmente a pacientes con Alzheimer o conductas agresivas. Un sistema que choca frontalmente con el modelo de cuidado sociosanitario centrado en la persona impulsado por La Saleta.

De hecho, se estima que en España una de cada 5 personas mayores que viven en residencias es sometida a sujeciones físicas diariamente, cuando "en muchos casos podría evitarse", según la directora del grupo, que ha avanzado que los resultado de este programa se presentarán el próximo jueves, 30 de mayo, en la Universitat de València, durante la quinta edición de las jornadas La Saleta Innova.

GERONTOLESCENCIA E INNOVACIÓN

Este encuentro, que contará con una conferencia magistral del exdirector del Programa de Envejecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Alexander Kalache, abordará el nuevo marco de actuación para las políticas de envejecimiento activo, las terapias de apoyo para la eliminación de sujeciones físicas y farmacológicas, la gerontolescencia y el nuevo modelo social de la tercera edad en el siglo XXI, entre otras cuestiones.

La jornada, en la que participarán más de 500 profesionales socio-sanitarios de toda España, será inaugurada por la secretaria autonómica de Dependencia de la Conselleria de Bienestar Social, Manuela García Reboll; y el secretario autonómico de la Conselleria de Sanidad, Manuel Escolano Puig.

Tras la inauguración, en la que también participarán los decanos de la Facultat d'Infermeria i Podologia de la Universitat de València (UV) y de la Facultat de Fisioteràpia de la UV, así como los vicedecanos de la Facultat de Farmàcia y la de Relaciones Externas de la Facultat de Ciències Socials, se celebrarán diversas mesas de debate sobre el modelo de cuidado socio-sanitario centrado en la persona.

El respaldo de la UV, y concretamente de las Facultades de Farmacia, Fisioterapia, Ciencias Sociales y Economía, así como la especial participación de la Facultad de Enfermería como coorganizadora del encuentro, son esenciales para promover éste nuevo modelo asistencial, tanto entre los profesionales en activo como a aquellos que se incorporarán al sector sociosanitario los próximos años, en palabras de Ana García.