Hay que realizar el tratamiento "completo"

Los productos farmacológicos contra los piojos sólo son efectivos si se utilizan junto a lendreras

Publicado 06/10/2013 13:59:18CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Con la vuelta al colegio muchos niños se exponen al riesgo de sufrir un contagio por piojos por parte de alguno de sus compañeros. Un hecho que puede ser atajado en unos 15 días siempre y cuando se combinen los actuales tratamientos farmacológicos con el uso de lendreras.

Así lo ha asegurado a Europa Press la parasitóloga Consuelo Giménez Pardo, quien ha destacado la importancia de que los padres tengan "paciencia" y analicen, con una lendrera, todos los mechones del cabello de sus hijos con el fin de eliminar tanto los piojos como los huevos incrustados en el cuero cabelludo.

"Es necesario que se realice el tratamiento de manera adecuada y completa. No se puede pensar que sólo por añadir el producto farmacológico se va a eliminar la totalidad de los piojos, sino que es necesario observar con paciencia el pelo desde la nunca hasta delante, revisando por detrás de las orejas, para detectar y eliminarlos", ha apostillado.

Dicho esto, la experta ha asegurado que estos insectos no transmiten ningún tipo de enfermedad y que su presencia sólo se traduce en irritación del cuero cabelludo o pequeñas heridas en la epidermis, siempre y cuando el niño esté sano ya que, por ejemplo, en el caso en el que el paciente sufra malnutrición los piojos pueden provocar anemia.

Ahora bien, Giménez Pardo ha avisado de que los piojos no afectan a las personas que están sucias sino que, por el contrario, prefieren los cabellos limpios. Por ello, ha negado la idea de que las personas que lo padecen sean antihigiénicas y, ha destacado la importancia de no aislar en los colegios a los niños que lo padecen, ya que el efecto psicológico que tiene esta medida es "mucho mayor" que el mero hecho de tener piojos.

"Nunca se puede utilizar el tema de los piojos como un motivo que implique la exclusión social de los niños. Todo el mundo podemos tener piojos y no tiene nada que limpieza", ha apostillado, para explicar que estos insectos se sienten atraídos por determinadas condiciones de las personas como, por ejemplo, el grosor del pelo, la emisión de CO2, las concentraciones de sales o el sudor.

Para facilitar esta tarea, el doctor Carlos Albaladejo ha inventado la tecnología 'Nitview Ledcomb' para la localización y extracción efectiva de piojos y liendres, que permite minimizar el uso de productos químicos pediculicidas y reducir las infestaciones posteriores.

En concreto, este dispositivo consta de una luz, con una longitud de onda específica, que permite que la quitina de piojos y liendres se ilumine, facilitando así su localización. Además, incluye un peine de púas microacanaladas que facilitan la extracción de forma eficaz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter