El presidente de la Asociación de Farmacias de Madrid afirma que la Ley del Medicamento "no garantiza o contribuye nada"

Actualizado 20/07/2006 16:38:54 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Empresarial de Oficinas de Farmacia de Madrid (ADEFARMA), Antonio López, subrayó en la Asamblea General de ADEFARMA la ocasión perdida que había supuesto la recientemente aprobada Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, ya que "no garantiza nada ni va a contribuir al uso racional del medicamento". Además, "tampoco ha traspuesto correctamente la normativa europea que motivó su elaboración y sí establece más controles para la farmacia", continuó. No obstante, López se mostró satisfecho porque, "en algunos puntos", se habían tenido en cuenta algunas indicaciones de ADEFARMA.

En relación al futuro convenio colectivo del sector -el vigente concluye el 31 de diciembre de este año-, el presidente de ADEFARMA anunció la voluntad de participar en su negociación a través de la nueva federación empresarial creada (FENOFAR), que agrupa a las empresariales de Cataluña, Madrid y Cartagena-Murcia.

Por otro lado, en la Asamblea se ofreció información sobre el dictamen motivado de la Comisión Europea y las actuaciones que está realizando ADEFARMA para responder al mismo. Así, se contó con la colaboración del jurista Ramón Entrena, quien consideró "no adecuadas" las sentencias que la Comisión utiliza para la defensa de su planteamiento, ya que "no guardan relación alguna con la situación de la oficina de farmacia en España".

En este sentido, Entrena señaló que la Comisión había olvidado "algo esencial", como son las Directivas 85/432 y 2005/36C, donde se habla de las cualificaciones profesionales. El jurista se detuvo especialmente en esta última, pues en ella aparece un párrafo en que se habla de oposición (concurso) para designar a los titulares de nuevas farmacias que se hayan decidido crear en un país. Según él, se trata de un contenido que "no presenta diferencia alguna con lo que sucede en nuestra legislación farmacéutica".

De todos modos, y en el caso de que la Comisión Europea no admitiese la defensa española de su modelo de farmacia, Entrena apuntó que habría que confiar en el fallo final del Tribunal de las Comunidades Europeas, que "suele ser más flexible porque existe un fundamentalismo burocrático bruselense difícil de entender".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter