¿Está preparada Europa para hacer frente a una nueva pandemia de gripe?

Enferma, fiebre, gripe, mayor, neumonía
ATS - Archivo
Publicado 22/06/2018 10:41:32CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que sólo uno de cada tres países de la región europea han revisado sus planes de actuación frente a la gripe desde la pandemia ocurrida en el año 2009, por lo que ha solicitado a los estados que impulsen nuevas actuaciones, de conformidad con las normas internacionales, para poder hacer frente a futuras crisis.

"Prepararse para la próxima pandemia de gripe es nuestra responsabilidad colectiva. Hagamos 3 preguntas básicas: ¿estamos preparados para una pandemia grave? ¿Se revisan nuestros planes para una pandemia? ¿Están listos Europa y el mundo para responder mañana?", ha cuestionado el director de Gestión de Programas y director de la División de Emergencias Sanitarias y Enfermedades Transmisibles de la OMS/Europa, Nedret Emiroglu, en el 6º Encuentro Conjunto OMS/Europa-Europa de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) Reunión Anual Europea de Vigilancia de la Influenza, celebrado recientemente en Copenhague (Dinamarca).

Allí, los expertos han puesto también de manifiesto la disminución constante de la vacunación en diferentes países europeos, así como el bajo acceso a las vacunas contra la gripe en regiones de bajos recursos. "Esto no sólo es un motivo grave de preocupación respecto a la protección de los colectivos más vulnerables contra la gripe estacional, sino también para hacer frente a una posible pandemia", han señalado los representantes de la OMS.

En la temporada 2017/2018 se produjeron muchas hospitalizaciones de personas mayores debido a que la cepa de la gripe B no se incluyó en las vacunas trivalentes, por lo que algunos países recomendaron cambiar de las vacunas trivalentes a las cuatrivalentes para garantizar una protección más amplia.

Por todo ello, la OMS se ha comprometido a suministrar 405 millones de dosis de vacunas contra la gripe y a mejorar el apoyo a los países que necesitan fortalecer sus sistemas de vigilancia y control del virus.