Publicado en 'Science'

La pobreza reduce la capacidad mental

Pobreza En Egipto
REUTERS
Publicado 30/08/2013 11:35:10CET

LONDRES, 30 Ago. (Reuters/EP) -

Un estudio realizado por investigadores de universidades de Reino Unido y EEUU muestra que el tener una economía precaria inquieta al que la sufre, lo que a la larga le hace consumir tanta energía mental que reduce su capacidad para desarrollar su capacidad mental en otras áreas de su vida.

Según los investigadores, dicha tensión mental podría estar costando a las personas pobre hasta 13 puntos de su coeficiente intelectual (CI), lo que provoca que sean propensos a cometer errores y a tomar malas decisiones que amplían y perpetúan sus problemas financieros; la perdida del CI sería similar a la que se produce cuando una persona no duerme en 24 horas.

"Nuestros resultados sugieren que cuando se es pobre, el dinero no es lo único que escasea. La capacidad cognitiva también adelgaza", ha señalado el economista de Harvard, Sendhil Mullainathan, quien ha formado parte del equipo internacional que realizó el estudio, publicado este jueves en 'Science'.

En una serie de experimentos, los investigadores de Harvard, Princeton y Warwick y otras universidades de América del Norte, observaron en primera instancia que los problemas económicos tuvieron un impacto inmediato sobre la capacidad de los pobres para un buen desempeño en las pruebas de lógica y cognitiva.

El estudio sugiere que las personas que viven con un presupuesto ajustado tiene su capacidad cerebral efectiva, o lo que los investigadores llaman 'ancho de banda mental', drásticamente limitada por el estrés de fin de mes, lo que no significa que sean menos inteligentes.

"Estamos argumentando que la falta de recursos financieros en sí puede reducir la función cognitiva", afirma Jiaying Zhao, profesor asistente de psicología en la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

Eldar Shafir, profesor de Psicología y Asuntos Públicos en Princeton, quien también trabajó en el equipo de investigación, ha explicado que de lo que generalmente se puede conocer como estrés, sino de las preocupaciones financieras en particular, que es lo que lleva a una disminución de la capacidad para tomar decisiones acertadas.

"Los pobres son a menudo muy eficaces para hacer frente a problemas urgentes", pero, añade, "ellos no tienen el ancho de banda de sobra para dedicarse a otras tareas". "Por lo tanto, si usted vive en la pobreza, es más propenso a errores y los errores que cuestan más caro, por lo que es difícil de encontrar una salida", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter