Contador

La Plataforma No es Sano teme que el nuevo modelo de financiación de medicamentos de alto impacto sea "inasumible"

Pastillas, medicamentos, fármacos, cápsulas
GETTY IMAGES/DESIGN PICS RF / DESIGN PICS
Publicado 08/02/2018 14:47:59CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La plataforma No es Sano celebra que el Ministerio de Sanidad financie desde marzo el fármaco 'Spinraza' para la atrofia muscular, pero teme que con el nuevo modelo de financiación de medicamentos de alto impacto económico y sanitario dirigido a nuevas terapias para enfermedades raras y cáncer se acepten precios "abusivos" y se convierta en un gasto "inasumible".

El primero de los fármacos que estará disponible en el mes de marzo, de acuerdo con este nuevo modelo de financiación, es el 'Spinraza' para la atrofia muscular, que llegará a aproximadamente a 400 pacientes y cuesta 400.000 euros por paciente al año.

"Queremos mostrar nuestra preocupación por la sostenibilidad y viabilidad de un modelo dirigido a financiar fármacos que acepta los altísimos precios que piden las empresas, en el caso del 'Spinraza', a los que se sumarán a corto plazo nuevas inmunoterapias personalizadas y tratamientos oncológicos cuyos precios rondan las mismas cantidades o pueden incluso superarlas", señalan en un comunicado.

Desde la organización recuerdan que los medicamentos "son un derecho de las personas y no un negocio especulativo de fondos de inversión". Por eso, añade, "los gobiernos deben pagar precios razonables y debidamente justificados/auditados, que cubran los costes reales de la investigación y la fabricación, pero no beneficios exorbitantes".

En su opinión, la necesaria inversión en I+D para enfermedades raras y cáncer debe contar con el máximo control de los costes y el rigor de las administraciones para asegurar la investigación actual y futura, ya que estamos hablando de salvar vidas.

"Crear fondos específicos asumiendo precios abusivos, sin discusión para los nuevos medicamentos, va en detrimento del Sistema de Nacional de Salud y de su sostenibilidad y lo pagaremos todos los pacientes, con el consecuente deterioro de la calidad y la pérdida de servicios, ya que no permite financiar otros aspectos de salud pública con un impacto demostrado en la salud poblacional e individual", concluye.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.