Una plataforma médica pide que se reconozca la especialidad de Psiquiatría Infantil y Juvenil en España

Actualizado 02/09/2007 16:07:19 CET

Aseguran que los psiquiatras no están suficientemente preparados para reconocer los trastornos infantiles

BARCELONA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una plataforma formada por psiquiatras y por familias cuyos hijos tienen detectados trastornos mentales, reclama al Ministerio de Sanidad el reconocimiento de una nueva especialidad en el sistema sanitario español, la de Psiquiatría Infantil y Juvenil.

El colectivo lamenta que en España no ocurra lo mismo que en la mayoría de países de la UE, donde los facultativos que desean especializarse en psiquiatría infantil y juvenil tienen que hacer una especialidad independiente de la de psiquiatría de entre cinco y siete años de duración, algo que, aseguran, repercute en la calidad de la asistencia psiquiátrica a niños y adolescentes.

"En España no hay especialistas en salud mental infantil y juvenil", lamentó en declaraciones a Europa Press el psiquiatra Jaume Cañellas, quien añadió: "Somos el único país de la UE-15 que no cuenta con un título de psiquiatra especializado en atender a niños, adolescentes y jóvenes", ya que en estos estados existe una especialidad propia de entre cinco y siete años de duración. En toda la Unión Europea, los únicos países donde no hay especialistas en psiquiatría infanto-juvenil son Rumanía, Lituania y Malta.

Según Cañellas, esta especialidad es "fundamental" para prevenir las enfermedades mentales entre la población adulta, y este déficit se suma a la "desatención" que históricamente ha dado la sanidad española a la salud mental. En este sentido, Cañellas recordó que los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ponen de manifiesto que un tercio del total de patologías mentales clasificadas se inician exclusivamente en la infancia, aunque también hay otros trastornos, como los neuróticos o la esquizofrenia, que suelen iniciarse en estas etapas de la vida.

"Para formarnos, los psiquiatras tenemos que irnos al extranjero", recordó Cañellas, quien expuso que, en su caso, tuvo que ir a Francia. De ahí la importancia, aseguró, de lograr el reconocimiento de esta especialidad para lograr una "calidad asistencial mínima" de la población infantil y juvenil a la que se le ha diagnosticado un trastorno.

"No basta con un master o un curso de tres o seis meses", aseguró Cañellas, quien aseguró que las enfermedades mentales en la infancia y la adolescencia tienen particularidades concretas que, por sí mismas, justifican la existencia de una especialidad médica independiente. "Si no conocemos correctamente el desarrollo psicoafectivo y las características propias de la etapa infantil, se nos pueden pasar por alto aspectos que en un futuro pueden convertirse en trastornos mentales graves", consideró.

Este déficit de especialistas explica, según Cañellas, que en España se produzca un elevado número de casos de "sobrediagnóstico e infradiagnóstico" de la población infantil con enfermedades mentales. "No se puede dejar la salud mental infantil en manos de profesionales que no estén especializados y formados en la materia", concluyó.

SÓLO 35 EXPERTOS EN ESPAÑA DE LOS 400 QUE EJERCEN.

En declaraciones a Europa Press, el psiquiatra infantil Conrado Montesino, quien tuvo que ir a Lisboa a especializarse, criticó que sólo haya 35 expertos en psiquiatría infantil de los más de 400 que ejercen en España.

En este sentido, lamentó que un niño con un trastorno a partir de los seis años deba a ir a un "psiquiatra de adultos". Según explicó, un chico que vaya a ser esquizofrénico, a diferencia de los adultos, no inicia sus síntomas con alucinaciones, sino con un cuadro de irritabilidad constante. "Lo mismo pasa con muchos otros trastornos, que no son iguales en adultos", señaló.

Para Montesino, este tema es "muy importante", ya que en la infancia y adolescencia "todo está en ebullición y en desarrollo" y, en esta etapa, hay trastornos en los que un especialista en la atención psiquiátrica de adultos "no tiene nada que hacer".

A pesar de que existen masters y cursos de especialización, estos estudios se deben hacer independientemente de los conocimientos de psiquiatría. Por ello, la Plataforma para la Especialidad de la Psiquiatría Infanto-juvenil ha iniciado una campaña en Internet que ya ha logrado enviar más de 6.000 cartas al Ministerio de Sanidad reclamando el reconocimiento de esta materia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter