"YA NO SON LO QUE ERAN", SEGÚN LOS INTENSIVISTAS

La pérdida de eficacia de los antibióticos cuesta a Europa más de 1.500 millones de euros al año

pastillas, fármacos, medicamento, medicinas
PÖLLÖ/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 07/10/2014 9:02:56 CET

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La resistencia de las bacterias a los antibióticos preocupa a médicos y especialistas de toda Europa, ya que provoca numerosas complicaciones que generan un sobrecoste sanitario de 1.500 millones de euros al año, según ha asegurado la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC).

Esta sociedad reconoce que "los antibióticos ya no son lo que eran", y

"lo que podía parecer el arma definitiva contra las infecciones bacterianas comienza a dar pruebas de una preocupante y creciente ineficacia".

Actualmente hay bacterias como la 'Escherichia coli', que llega a sobrevivir a su fármaco de referencia hasta en el 57 por ciento de los casos. Otras bacterias comunes también tienen tasas de resistencia a los antibióticos consideradas "muy altas", como la 'Enterococcus faecalis' (26,5%), 'Klebsiella pneumoniae' (25,7%), 'Pseudomonas aeruginosa' (21%), 'Staphylococcus aureus' (17,8%), 'Streptococcus pneumoniae' (8,7%).

Esta inmunidad se ha producido porque se ha abusado de ellos o porque su administración ha sido incorrecta (en tiempo y/o dosis), al tiempo que los microbios han reforzado su capacidad de supervivencia gracias a mutaciones genéticas que les han hecho mucho más resistentes.

Pese a todo, el secretario de SEMICYUC, Federico Gordo, reconoce que "los pacientes tienen unas tasas de curación elevadas porque disponemos de diferentes protocolos de tratamiento y, además, se realizan medidas de prevención encaminadas a evitar la transmisión de estas bacterias entre pacientes y el personal sanitario, que a su vez pueda actuar de vehículo para este tipo de bacterias.

Además, el reto inmediato pasa también por concienciar a farmacéuticas e investigadores para desarrollar nuevos antibióticos antes de que los médicos se encuentren sin antimicrobianos efectivos.

De hecho, denuncian que durante las últimas décadas, la puesta a disposición de nuevos antibióticos ha descendido drásticamente y sólo se han contabilizado dos nuevos tipos de antimicrobianos desde los años 80 hasta la actualidad, según el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), cuando entre 1930 y 1970 se contabilizaron 11 nuevos tipos.

Por su parte, la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) aprobó 16 antibióticos de 1983 a 1987, y solo dos desde el año 2008.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter