'Journal of the National Cancer Institut'

La pérdida de dos genes alerta de la progresión de carcinoma ductal 'in situ' al cáncer invasivo de mama

Actualizado 29/11/2012 10:58:25 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La pérdida combinada de dos genes supresores de tumores, retinoblastoma (RB) y su homólogo de fosfatasa y tensina (PTEN), ha demostrado estar asociada con la progresión del carcinoma ductal 'in situ' (DCIS, en sus siglas en inglés) a cáncer invasivo de mama, según un estudio publicado este miércoles en 'Journal of the National Cancer Institut'.

El carcinoma ductal 'in situ' es una lesión precursora del cáncer de mama para el que no hay marcadores establecidos que definan el riesgo de progresión a cáncer de mama invasivo, por lo que la mayoría de las mujeres son tratadas de manera uniforme con cirugía y terapia de radiación potencialmente con la terapia hormonal adicional. Pero sólo un subconjunto de pacientes con carcinoma ductal 'in situ' está en riesgo de desarrollar cáncer potencialmente mortal de mama invasivo que requiera tal tratamiento.

La doctora Agnieszka Witkiewicz, del Departamento de Patología de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, y sus colegas, evaluaron la RB y la expresión de PTEN en el tejido de más de 200 pacientes con carcinoma que fueron tratados mediante resección quirúrgica. Se analizó la asociación de la pérdida de cada supresor de tumores DCIS con la recidiva y la progresión a cáncer de mama invasivo y se llevaron a cabo estudios funcionales de los dos supresores de tumores en modelos de línea celular.

Alrededor de un tercio de las mujeres del estudio que tenían una recidiva de carcinoma ductal 'in situ' o la progresión de la enfermedad invasiva registraron una pérdida de retinoblastoma estadística y significativamente asociada a carcinoma ductal 'in situ' recurrente. Aunque la pérdida de PTEN no se asoció de forma independiente con el resultado clínico, en combinación con la pérdida de RB, la deficiencia de PTEN definida en casos de DCIS que estaban en riesgo fue significativamente mayor de recurrencia y progresión.

Las mujeres con carcinoma ductal 'in situ' que carecen de RB y PTEN tenían más de cinco veces más de probabilidades de desarrollar cáncer de mama invasivo. "RB y PTEN en conjunto tienen una utilidad pronóstica que se podría utilizar para definir los casos de DCIS que necesitan ser tratados agresivamente", concluye Erik Knudsen, uno de los investigadores, quienes observan, sin embargo, que estos resultados son de una sola cohorte tratada únicamente por cirugía y por lo tanto se debe replicar en otras cohortes y con otras intervenciones terapéuticas tales como la radiación.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.