Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 22/01/2013

Publicado en 'JAMA Internal Medicine'

La pérdida de audición acelera el deterioro de la función cerebral en adultos mayores

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los adultos mayores con pérdida de audición son más propensos a desarrollar problemas para pensar y recordar que los adultos mayores con oído normal, según un nuevo estudio realizado por expertos en audición en la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), publicado en 'JAMA Internal Medicine'.

   En el estudio, los voluntarios con pérdida auditiva sometidos a pruebas repetidas de cognición durante más de seis años, vieron reducidas sus habilidades cognitivas entre un 30 por ciento y un 40 por ciento más rápido que en aquellos con audición normal. Los niveles de disminución de la función cerebral se relacionaron directamente con la cantidad de pérdida de audición, según los investigadores.

   En promedio, los adultos mayores con pérdida de audición desarrollaron un deterioro significativo de sus capacidades cognitivas 3,2 años antes que aquellos con audición normal, tal y como reveló la investigación, realizada mediante un seguimiento continuo de la salud de ancianos negros y blancos en Memphis (Tennessee) y Pittsburgh (Pensilvania).

   "Nuestros resultados muestran que la pérdida auditiva no debe considerarse como una parte insignificante del envejecimiento, ya que puede conllevar algunas graves consecuencias a largo plazo para el funcionamiento saludable del cerebro", según el principal investigador del estudio y otólogo y epidemiólogo de la Johns Hopkins, Frank Lin, también profesor de la Escuela Bloomberg.

   A su juicio, una audición degradada puede forzar al cerebro a dedicar mucha parte de su energía para el tratamiento del sonido y a expensas de la energía gastada en la memoria y el pensamiento. Lin y su equipo ya tienen planes en marcha para poner en marcha un estudio mucho más amplio para determinar si el uso de audífonos u otros dispositivos para tratar la pérdida de audición en los adultos mayores puede prevenir o retrasar el deterioro cognitivo.

Europa Press Comunicados Salud