La patronal del tabaco no ve necesarias nuevas restricciones y reclama perseguir la venta ilegal a menores

Estanco, Tabaco, Tabacalera, Cigarro, Cigarros, Fumar
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 30/05/2018 13:26:26CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Juan Páramo, presidente de la Mesa del Tabaco, la agrupación en la que está representado el conjunto del sector español del tabaco, ha señalado que en el momento actual "no es necesaria" la revisión ni la incorporación de nuevas iniciativas para el control del tabaco, y ha reclamado que se persiga la venta ilegal a menores de esta sustancia.

Así lo ha apuntado Páramo través de un comunicado con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este jueves, en el que comienza exponiendo que España "está a la cabeza de la Unión Europea en el control del tabaco con una férrea legislación nacional".

"Frente a otros países europeos, en España está prohibido fumar en espacios públicos cerrados y de trabajo, existe una prohibición total del patrocino y de la publicidad y la protección del menor de 18 años está garantizada gracias al control existente en los canales de venta, ya que la comercialización al por menor de las labores del tabaco sólo puede realizarse en el estanco o el segundo canal autorizado, como las máquinas expendedoras con control de acceso, estando expresamente prohibida la venta de productos de tabaco por internet", ha detallado el presidente de la patronal del sector tabaquero en España.

A estas medidas, Páramo ha añadido las "fuertes restricciones en el envasado y etiquetado de la nueva Directiva Europea de Productos del Tabaco". No obstante y de cara al futuro, el sector del tabaco considera que debe apostarse por el concepto 'regulación inteligente' (smart regulation), que están impulsado las instituciones europeas.

"Se trata de un tipo de normas que compaginan eficientemente los grandes objetivos públicos con los legítimos intereses del sector que pretenden regular. Este tipo de legislación empodera al consumidor informado en la toma de decisiones y trata de evitar consecuencias indeseadas, como el auge de operadores ilícitos", ha afirmado Páramo.

En el polo opuesto de esta 'regulación inteligente', el sector considera que se situarían las estrategias de control al tabaco con "medidas extremas", como las aplicadas en países como Australia, Francia o Reino Unido, que a su juicio "están resultando ineficaces en el objetivo perseguido de reducción del consumo, como así lo demuestran los datos oficiales disponibles hasta la fecha en estos mercados".