La Oficina Europea de Patentes mantiene la patente de sofosbuvir a Gilead, según denuncian Médicos del Mundo y MSF

 Sofosbuvir
MSF
Publicado 14/09/2018 11:03:54CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Médicos del Mundo y Médicos Sin Fronteras (MSF), junto con otras organizaciones de 17 países, han denunciado que la Oficina Europea de Patentes (EPO, por sus siglas en inglés) ha mantenido la patente del tratamiento para la hepatitis C sofosbuvir a Gilead, a pesar de que este componente está "inactivo".

"Esta patente inmerecida contribuye al monopolio de Gilead y evita que cientos de miles de pacientes en Europa reciban un tratamiento asequible. El veredicto demuestra cómo las compañías farmacéuticas abusan del sistema de patentes al utilizarlas solo para sus propios intereses en lugar de para su propósito original: mejorar el bienestar de la sociedad. Prevenir el acceso a un tratamiento asequible definitivamente no favorece dicho bienestar", han lamentado las organizaciones.

A su juicio, las patentes "inmerecidas" crean posiciones de monopolio, lo que permite a las empresas presionar a los gobiernos para que paguen precios exorbitantes por medicamentos que salvan vidas. Por esta razón, según han informado, Gilead aún puede cobrar hasta 43.000 euros en algunos países europeos por el tratamiento de sofosbuvir, de doce semanas de duración.

"La brutal carga financiera que sufren los sistemas públicos de salud, causada por estos precios excesivos, es asumida por el contribuyente europeo, que hasta ahora ha 'ingresado' más de 8.500 millones de euros en los bolsillos de Gilead. Esto lleva a los sistemas sanitarios al borde del colapso. Como resultado, el tratamiento basado en sofosbuvir, que actualmente es el más efectivo contra la hepatitis C, ha sido racionado en muchos países", han argumentado.

De hecho, el portavoz de la campaña de medicamentos de Médicos del Mundo, Oliver Maguet, ha calificado de "muy grave" la decisión de la EPO porque demuestra que el sistema de patentes "está roto" en Europa y por lo que significará para los nuevos medicamentos contra el cáncer que están saliendo al mercado actualmente, puesto que su precio es "diez veces superior al del sofosbuvir".

Por todo ello, ha instado al gobierno europeo a tomar medidas "serias" con respecto a la EPO y el sistema europeo de patentes, y ha recordado que las compañías farmacéuticas deben cumplir con los requisitos de la convención europea de patentes firmada por los 38 estados miembros.

"Es vital para las organizaciones de la sociedad civil desafiar el sistema de patentes en Europa. Esta es la única manera de proporcionar evidencia sobre el abuso de patentes y la falta de escrutinio por parte de la EPO", ha zanjado Maguet.

Contador