"Parte de la investigación se ha realizado en centros públicos"

OCU solicitará una reunión con el Ministerio de Sanidad por el "inaceptable" precio de 'Solvaldi' (Gilead)

Publicado 15/01/2015 11:07:33CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado el "inaceptable" precio del fármaco de Gilead para el tratamiento de la hepatitis C, 'Sovaldi', y ha adelantado que pedirá una reunión con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para trasladarle su "preocupación" ante este caso u "otros de similares características" que pudieran presentarse en el futuro.

En este sentido, al organización ha avisado de que el argumento que utiliza la industria farmacéutica para fijar "altos precios", a la hora de financiar la investigación de nuevas moléculas, "no es del todo real", y ha recordado que parte de dicha investigación se ha realizado en centros públicos y que los costes reales de producción están "muy por debajo" de esas cifras.

"Parece ser que, finalmente, España pagará por cada tratamiento con Sovaldi unos 25.000 euros. Con lo que va a ganar Gilead con Sovaldi, en menos de un año recuperará los aproximadamente 9.300 millones de euros --11.000 millones de dólares-- que gastó en la compra de Pharmasset, el laboratorio que desarrolló este fármaco", ha apostillado OCU.

Dicho esto, ha destacado la importancia de ser "muy cauteloso" ante los nuevos fármacos que, hasta ahora, han sido probados en pacientes con características "muy precisas" y de los cuales se desconoce "mucho" su seguridad a largo plazo.

LAS NUEVAS TERAPIAS APORTAN "VENTAJAS"

No obstante, la organización ha reconocido que las nuevas terapias aportan "ventajas" manifiestas en la lucha contra la infección crónica por hepatitis C en aquellos pacientes en los que las complicaciones no permiten el uso de los medicamentos clásicos, debido a sus mayores efectos adversos, o a que simplemente están contraindicados o no pueden usarse.

"En aquellos pacientes que deberían estar ya recibiendo tratamiento con alguno de los nuevos antivirales, OCU considera que no es admisible retraso alguno. Es el caso de unos 6.500 pacientes con cirrosis descompensada, que presentan en este momento una alta probabilidad de fallecer de su enfermedad si no se erradica el virus. Todos los pacientes con cirrosis, aunque no esté descompensada (unos 30.000 en España) deberían ser los próximos en recibirlo", ha apostillado.

Por ello, OCU ha subrayado la necesidad de que los gobiernos "no sigan el juego" a las farmacéuticas y que "defiendan" el interés general y aseguren el acceso de la población a los medicamentos que precise. "Deberían hacer valer su capacidad de compra para rechazar propuestas arbitrarias de los laboratorios y negociar precios razonables. En Europa se podrían hacer compras centralizadas de los nuevos fármacos para tener una fuerza de negociación aún mayor", ha comentado.

En casos concretos, prosigue, podría incluso promoverse la emisión de licencias obligatorias que permitan su fabricación como genéricos, algo "totalmente legal" en caso de necesidad, y "sin retrasar un minuto más" el tratamiento con este fármaco en aquellos pacientes en los que está indicado.

"El gasto en medicamentos incide en la sostenibilidad del sistema sanitario. Por ello, es importante que se fijen precios racionales que garanticen que todos los pacientes que precisan medicamentos puedan acceder a los mismos. Es inadmisible que se juegue con la tranquilidad y salud de los pacientes y estos se transformen en rehenes de los laboratorios para fijar precios exorbitantes y extraordinarios", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter