Al menos, 7 días al año

Obama quiere aumentar el acceso a las bajas por enfermedad pagadas

Obama quiere aumentar el acceso a las bajas por enfermedad pagadas
REUTERS
Actualizado 08/09/2015 10:58:55 CET

BOSTON/WASHINGTON, 8 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ordenado a los contratistas del Gobierno que concedan a sus trabajadores siete días de baja pagada por enfermedad al año, criticando, aunque sin nombrar, a los precandidatos republicanos a la presidencia por defender lo que Obama calificó de políticas antisindicales.

Obama ha firmado la orden ejecutiva a bordo del Air Force One durante un vuelo a Boston, donde ha hablado en un acto sindical. La Casa Blanca ha asegurado que la medida afectaría a 300.000 personas. "Ayudará a la contratación y a la retención", ha afirmado el presidente.

La orden, que entrará en vigor en 2017, establece que los trabajadores dispondrán de un mínimo de una hora de baja pagada por enfermedad por cada 30 horas trabajadas. Los contratistas podrán ofrecer más horas si lo desean.

Obama, quien ha bromeado al decir que estaba contento de no presentarse a los comicios del año que viene, se ha referido de forma velada a los gobernadores por Wisconsin, Scott Walker, y al de Nueva Jersey, Chris Christie, por sus opiniones y políticas antisindicales.

El secretario de Trabajo, Thomas Perez, ha reconocido que no se ha cuantificado el gasto que supondría para los contratistas aplicar la ley. "Creemos que el coste de aplicar esta norma se compensa por los beneficios que se producirán al reducir la tasa de absentismo, aumentar la lealtad y por todas esas cosas que han sido documentadas en varios estudios publicados sobre las leyes estatales", explicó Pérez el domingo en una rueda de prensa.

OTRAS MEDIDAS LABORALES

La orden se ha producido en el contexto de una serie de medidas llevadas a cabo por el Despacho Oval para aumentar el acceso a las bajas pagadas. En enero, Obama emitió un memorando presidencial pidiendo al Gobierno que incrementase la baja pagada por nacimiento o adopción de un niño hasta seis semanas, o por otras cuestiones que los enfermos eligiesen. Obama también está presionando al Congreso para aprobar la legislación que establece seis semanas extra de baja pagada por paternidad O maternidad a los empleados gubernamentales.

Asimismo, el presidente aprovechó el viaje a Boston para renovar su petición al Congreso con el fin de que apruebe la Ley de Familias Saludables, la cual contempla que todos los negocios con 15 o más trabajadores ofrezcan siete días de baja pagados por enfermedad cada año.

Según la Casa Blanca, se estima que 44 millones de trabajadores del sector privado, aproximadamente el 40 por ciento del total, no tiene acceso a las bajas pagadas por enfermedad.

Los sindicatos y los trabajadores organizados son un componente clave para el Partido Demócrata y su apoyo será decisivo en las elecciones presidenciales de 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter