Trabajarán en ello Enfermeras Para el Mundo, ANIDEM y ASFM

Nuevo proyecto para mejorar la calidad sanitaria de mujeres y niños en el 'Triángulo de la pobreza' de Mauritania

Atención al recién nacido en Mauritania
ENFERMERAS PARA EL MUNDO
Actualizado 06/10/2014 17:54:03 CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Enfermeras Para el Mundo, la Asociación Nacional de Enfermeros de Mauritania (ANIDEM) y la Asociación de Matronas de Mauritania (ASFM), en colaboración con el Ministerio de Salud de Mauritania, trabajarán en la creación de un proyecto que, a través de mecanismos sociales, asegure y garantice servicios en las zonas más pobres de este país centrados en la salud materno-infantil y a la prevención de enfermedades prevalentes.

Las causas más importantes de la vulneración del derecho a la salud de calidad de esta población responden al desconocimiento de los servicios públicos sanitarios, la falta de concienciación de la importancia de prevenir su estado de salud o desconfianza en el trato que van a recibir por parte del personal sanitario según sea su etnia, raza o religión.

El proyecto, denominado 'Mejora de los mecanismos que garanticen un servicio de salud de calidad y que fortalezcan el ejercicio de los DDHH en salud materno infantil y de prevención de enfermedades prevalentes, Mauritania', se desarrollará en las provincias de Gorgol, Guidimaka y l'Assaba, situadas en el denominado 'Triángulo de la Pobreza' de Mauritania, que cuentan con un índice de pobreza del 60 porciento y con una población de casi un millón de habitantes en el año 2012.

Los colectivos que se pretende sean beneficiados son el de mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, y enfermos de hipertensión arterial (HTA), paludismo, VIH o rubeola. El objetivo principal del plan es que estos grupos vulnerables (suman más de 50.000 personas) "puedan ejercer dignamente su derecho a la salud", y que las autoridades locales y nacionales "mejoren su capacidad de coordinación y la gestión de la formación de los recursos humanos sanitarios".

SE CREARÁN PROGRAMAS DE FORMACIÓN A PROFESIONALES SANITARIOS

Asimismo, se verán beneficiados los profesionales sanitarios de los centros de salud a través de la formación a matronas, enfermeros y agentes de salud comunitarios. Según la organización, "el papel de los profesionales sanitarios en este contexto es crucial, ya que es el nexo de unión entre el sistema público de salud y la población y dependiendo de cómo sea su capacitación o su atención a los pacientes, así será el uso de los servicios sanitarios y por ende aumentará el ejercicio del derecho a la salud".

En Mauritania 510 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos mueren por complicaciones durante el embarazo o el parto y la tasa de mortalidad en niños menores de cinco años es de 112 por cada 1.000 nacidos vivos. Son unas de las tasas más altas del continente africano.

La salud de la población depende en gran medida de la calidad de los servicios públicos sanitarios, y, especialmente, de la capacitación del personal sanitario mayoritario del país, que son enfermeros y matronas.

En este país hay un enfermero por cada 1.700 habitantes y una matrona por cada 2.140 mujeres en edad reproductiva, cuando las ratios recomendadas por la OMS son de un enfermero y una matrona por cada 400 personas y 400 mujeres en edad reproductiva, lo que evidencia la escasez de personal sanitario en Mauritania.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter