Nuevas técnicas para secuenciar el ADN pueden servir para erradicar el tifus

Actualizado 28/07/2008 14:53:07 CET

MADRID, 28 Jul. (OTR/PRESS) -

Los últimos avances en la secuenciación del ADN que están permitiendo el estudio detallado del genoma humano, también se muestran útiles para conocer en detalle los puntos débiles de las bacterias, y concretamente de una de sus variedades más mortíferas, la salmonella Typhi, causante del tifus, una enfermedad que provoca 17 millones de casos y 600.000 muertes anuales en todo el mundo. Un equipo de científicos de varios centros de investigación genómica creen haber dado con la clave para atacar de forma más eficaz al tifus e incluso de erradicarlo de la faz de la Tierra.

Un estudio realizado entre la Universidad de Oxford y el Wellcome Trust Sanger Institute, del Reino Unido, y el Instituto Pasteur de Paris, estudio 19 muestras aisladas de la temida salmonella Typhi que fueron recogidas en una decena de países. Utilizando tecnologías de última generación para la secuenciación genética, ha sido posible capturar mínimas variaciones en su genoma. Así, se produjeron más de 1.700 millones de secuencias y se hallaron evidencias de al menos 2.000 mutaciones, y los científicos han llegado a la conclusión de que esta bacteria sólo ha sufrido pequeñas variaciones desde que apareciese hace unos 15.000 años.

Teniendo en cuenta además que su proteínas muestran igualmente pequeñas variaciones, esta variedad de salmonella puede ser ahora objeto de un ataque eficaz con nuevas vacunas diseñadas sobre estos resultados.

"Una clave para la supervivencia de la Salmonella Typhi es su capacidad para permanecer durmiente en los portadores, que no muestran síntomas pero pueden infectar a otros", explicó Katryn Holt autora del estudio en un comunicado difundido hoy por el Wellcome Trust recogido por otr/press. "Utilizando la biología genómica de este estudio, podemos ahora tipificar Typhi, identificar la cepa que causa la infección, identificar potencialmente a los portadores y dirigir los programas de vacunación más eficientemente. Es un paso adelante muy remarcable", subrayó.

CON LA AYUDA DE GOOGLE EARTH

El equipo desarrolló un método que está siendo usado ahora para tipificar los brotes, permitiendo a los investigadores identificar la variedad individual de la bacteria que se extienda en la población: utilizando Google Earth, los brotes pueden ser fácilmente visualizados. El equipo espera que esos datos mostrados en el mapa pueden ser usados para dirigir las campañas de vacunación con más éxito con el propósito de erradicar la fiebre tifoidea.

A diferencia de las más conocidas variantes de salmonella, y en contraste con otras muchas bacterias, Typhi sólo afecta a los humanos y sus genomas presentan cualidades para facilitar la infección o mutar en variantes más prevalentes. Los detalles del nuevo estudio transforman la habilidad de los investigadores para tratarla.

"Los métodos de la moderna genómica pueden ser ya utilizados para dar respuesta a enfermedades que han asolado a los humanos durante muchos años", declaró el profesor Gordon Dougan, del Wellcome Trust Sanger Institute y autor del estudio. "Este análisis sugiere que podemos encontrar el talón de Aquiles de Typhi: adaptada exclusivamente a un estilo humano de vida, se ha convertido en complaciente, y su genoma padece un deterioro que puede abocarle a desaparecer evolutivamente en humanos", dijo. "Creemos que programas de vacunación concertados, combinados con estudios epidemiológicos dirigidos a reducir las vías de difusión, podrían servir para erradicar la fiare tifoidea como enfermedad", añadió.

Cada año se producen 17 millones de casos de fiebre tifoidea, aunque para la OMS se trata de una estimación muy prudente. Los niños tienen más riesgo: en Indonesia, nueve de cada diez casos ocurren entre los 3 y los 19 años. Cada año 600.000 personas mueren por esta causa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter