Un gen relacionado con el cáncer de riñón pediátrico

Nuevas estrategias para la regeneración del riñón

Actualizado 14/04/2014 15:42:25 CET
Doctor George Daley, del Hospital de Niños de Boston
Foto: KATHERINE C. COHEN, BOSTON CHILDREN'S HOSPITAL

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los ratones modificados para expresar un gen llamado Lin28 en sus riñones desarollan un tumor de Wilms, un cáncer pediátrico del riñón, que retrocedió cuando se le retiró este gen, lo que indica que las estrategias dirigidas a bloquear o desactivar Lin28 tienen un potencial terapéutico para los niños con tumor de Wilms. Además, este estudio sugiere que la expresión controlada del gen puede promover el desarrollo del riñón y, por lo tanto, puede dar pistas sobre la regeneración de los riñones dañados en los adultos.

   Casi un tercio de los casos de tumor de Wilms están ligados a Lin28, según este nuevo estudio realizado en el Hospital de Niños de Boston, Estados Unidos, dirigido por George Q. Daley, y cuyos resultados publica la revista 'Genes & Development'. Lin28 está estrechamente ligado al desarrollo de órganos y tejidos en organismos tan diversos como los gusanos y los humanos y participa activamente en la evolución temprana de los riñones.

Para ver si Lin28 podría ser un factor en el desarrollo del tumor de Wilms, Daley y un equipo internacional de colaboradores midieron la expresión del gen en muestras de tumores de 105 pacientes con tumor de Wilms. Casi un tercio de los tumores exhibían altos niveles de actividad de Lin28.

"Encontramos, en particular, una asociación entre Lin28 y tumores Wilms de alto riesgo 'blastemal", dice Daley, director del Programa de Trasplante de Células Madre de Niños de Boston e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, en Chevy Chase, Maryland, Estados Unidos. "Estos tumores a menudo se resisten a la terapia y en la actualidad no pueden ser identificados antes del tratamiento. Lin28 puede servir como un biomarcador para este tipo de tumores resistentes al tratamiento", añade.

   El autor principal del estudio, Achia Urbach, exinvestigador del Hospital de Niños de Boston y ahora profesor asistente en la Universidad de Bar-Ilan en Israel, diseñó una cepa de ratones que expresan un transgén Lin28 en los riñones. Los riñones de los ratones se agrandaron significativamente y continuaron creciendo siempre y cuando el gen Lin28 estaba activo y, eventualmente, los riñones tomaron la apariencia de los tumores de Wilms.

   Lin28 es parte de un bucle de realimentación con un gen supresor de tumores llamado let-7, con cada gen manteniendo al otro bajo control. Daley y el equipo de Urbach descubrieron que podían revertir los efectos causantes de tumores de Lin28 en su modelo transgénico forzando la expresión de let-7, lo que sugiere que las terapias dirigidas a Lin28 son prometedoras para el tratamiento de los tumores de Wilms.

   Los hallazgos del equipo sobre los orígenes del cáncer de riñón tienen implicaciones para promover el crecimiento y la regeneración renal. La unidad funcional del riñón, llamada nefrona, se forma exclusivamente durante el desarrollo y si está dañada por la enfermedad renal no puede regenerarse en el adulto. La insuficiencia renal que conduce a la necesidad de diálisis o trasplante de riñón es una carga importante para el sistema sanitario.

   El equipo de Daley mostró que un breve pulso controlado de la expresión de Lin28 en su modelo de ratón incrementó el número de nefronas en ratones recién nacidos. Otras manipulaciones experimentales de Lin28 pueden proporcionar una comprensión más profunda de la formación de la nefrona, lo cual permite potencialmente restaurar el número normal de nefronas o su regeneración en los riñones adultos dañados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter