Noeno pide mejorar la coordinación territorial en formación de especialistas y aboga por aumentar las plazas en Medicina

Actualizado 04/03/2009 17:15:12 CET

ZARAGOZA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, ha expresado la necesidad de que todas las comunidades trabajen de forma coordinada para garantizar la reposición de los profesionales sanitarios que se jubilarán en los próximos años.

Luisa María Noeno, que ha asistido en Madrid al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en el que el Ministerio de Sanidad y Consumo ha presentado un informe sobre la oferta y necesidades de médicos especialistas para el periodo 2008-2025, ha comentado que "no existen soluciones a corto plazo", y es necesario establecer una "estrategia común que no se vea alterada por criterios políticos, corporativos o de oportunidad".

La consejera de Salud y Consumo ha explicado que aunque nuestra comunidad, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ocupa el primer lugar en número de médicos por cada 100.000 habitantes, y el cuarto lugar en la formación de especialistas, con una ratio de 60 médicos internos residentes por cada 100.000 habitantes, también somos la segunda comunidad con la plantilla más envejecida de médicos. En los próximos 15 años, el 52 por ciento de los facultativos se jubilarán, lo que implica el relevo generacional progresivo, hasta el año 2021, de 1.044 médicos.

Según Noeno, Aragón, actualmente y en términos generales, no es deficitario en ninguna especialidad médica, aunque sí ha mostrado su preocupación por las dificultades para cubrir plazas de determinadas especialidades en centros periféricos donde se produce un elevado índice de rotación, "una cuestión que no debe confundirse con la falta de profesionales que puede darse en los próximos años sino contamos con médicos que permitan cubrir las vacantes por jubilación y el aumento de la demanda asistencial".

Por eso, la consejera ha insistido en que, de no tomarse medidas a corto y medio plazo, el verdadero problema será que no habrá médicos y especialistas suficientes en todas las comunidades, situación que se verá agravada por la alta competitividad derivada de un "mercado abierto".

Las medidas para evitar ese déficit, en opinión de la consejera de Salud y Consumo, pasan fundamentalmente por incrementar la oferta MIR, "de modo coordinado, desde el punto de vista territorial y por especialidades", y aumentar el número de las plazas de estudiantes de primero de medicina que, para el caso de Aragón, debería situarse en 300 como mínimo.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.