Con una dieta rica en harina de trigo y proteína animal

Los niveles de ácido en la dieta pueden tener efectos perjudiciales en la salud de los riñones

Actualizado 07/10/2014 9:42:53 CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tres nuevos estudios sugieren que el control de la ingesta de ácido en la dieta podría ayudar a mejorar la salud de los riñones. Los resultados de estos trabajos se presentarán en la Semana Renal 2013 de la Sociedad Americana de Nefrología, que se celebra en Georgia, Atlanta, Estados Unidos.

Una dieta rica en harina de trigo y proteína animal produce un ambiente ácido en el cuerpo que disminuye la función renal con la edad. Esta carga de ácido puede ser perjudicial para una variedad de tejidos y procesos, por lo que las investigaciones sugieren que el consumo de más frutas y verduras, que son altamente alcalinas, pueden ayudar a contrarrestar estos efectos.

En uno de los análisis, un equipo dirigido por Nimrit Goraya, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas A & M, en College Station, Texas, Estados Unidos, investigó si el consumo de frutas y verduras puede proteger la salud de los riñones de las personas con nefropatía hipertensiva, una condición en la que se produce daño a los riñones por la hipertensión arterial.

En este estudio, 23 pacientes hipertensos recibieron una dieta a base de frutas y verduras adicionales; otros 23 pacientes, una terapia con alcalina oral, y 25, nada en concreto. Un año después, la lesión renal progresó en los pacientes que no recibieron ninguna intervención, pero la salud renal fue preservada en aquellos a los que se les administaron frutas y verduras o suplementos alcalinos orales.

En otra investigación, Eiichiro Kanda, del Hospital Kyosai de Tokyo, y sus colegas analizaron la función de los niveles de ácido de la dieta en la progresión de la enfermedad renal crónica (ERC), mediante un estudio retrospectivo de los datos de 249 pacientes con ERC en Japón. Altos niveles de ácido se vincularon con una acelerada pérdida de función renal y los pacientes con niveles elevados de ácido tuvieron un mayor riesgo de progresión de la ERC en comparación con los de bajos niveles de ácido.

El tercer trabajo, dirigido por Crews Deidra, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, se centró en si el efecto del ácido de la dieta en el riesgo de insuficiencia renal difiere según la raza en un grupo de 159 pacientes negros y 760 blancos no hispanos con ERC que tenían un ingreso anual por debajo de 300 por ciento en el nivel federal de pobreza.

En general, el 12,4 por ciento de los participantes (38,3 por ciento de blancos y 61,7 por ciento de negros) desarrollaron insuficiencia renal durante un promedio de 6,4 años de seguimiento. Los de raza negra tenían niveles más altos de ácidos que los blancos, así como un riesgo tres veces mayor de desarrollar insuficiencia renal en comparación con los blancos después de ajustar por factores como edad, sexo e ingesta de calorías.

El aumento de los niveles de ácido estuvieron más fuertemente asociados con la insuficiencia renal entre los negros que entre los blancos. Además, los resultados indican que en los pacientes con ERC, con un nivel socioeconómico bajo, el efecto negativo de los altos niveles de ácido en la dieta sobre la progresión en la insuficiencia renal parece ser mayor para los negros que para los blancos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter