Los niños sobreprotegidos sufren tanto daño como los abandonados

Actualizado 10/04/2007 14:13:09 CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los niños sobreprotegidos sufren tanto daño como los abandonados, según publican varios expertos en el último número de la revista 'Hacer familia' correspondiente al mes de abril.

En el reportaje '¿Sabe tu hijo enfrentarse a sus problemas?', en el que participaron como asesoras la directora del Colegio Orvalle de Madrid, Amelia Gomá, y la subdirectora de Primaria, Clara Sordo, se plantea que si se presta a los niños "ayuda innecesaria" es probable que se haga de ellos "niños con falta de autonomía personal, inseguros, dependientes en exceso de los adultos, poco creativos y, por tanto, vulnerables e incapaces de llegar a una completa madurez".

La publicación cita "algunas vivencias problemáticas" por las que pueden pasar los niños de 7 a 12 años como: no terminar de integrarse en clase, querer ser siempre el primero, tener bajos resultados académicos y no estudiar diariamente, frecuentes faltas de disciplina y mal comportamiento.

También enumera que los compañeros se meten con él/ella por 'empollón' o por tener alguna 'rareza': bajito, demasiado alto, gordito, pelo rizado, poco pelo, etc, además de que habitualmente, se deja en casa o clase material importante, como la gimnasia, los deberes, etc.

Profesores y psicólogos afirman que cuando los padres intervienen directamente, excusan a su hijo continuamente, y ven el problema siempre en los otros, no se suelen solucionar los conflictos, más bien al contrario, se magnifican y acaban normalmente enrareciendo el ambiente de grupo.

"Lógicamente, nuestra mayor aspiración es que nuestros hijos sean felices y para ello deseamos evitarles sufrimientos "innecesarios", pero ahorrarles todo tipo de problemas interviniendo en sus vidas cada vez que surge una dificultad, es privarles de un aprendizaje necesario", destaca 'Hacer Familia'.

El reportaje cita a Boris Cyrulnik, el llamado 'psiquiatra de la esperanza', que sostiene que "es necesario que el niño conozca el miedo para que pueda superarlo, privarlo de él es una manera de convertirlo en vulnerable".

ENCONTRAR SOLUCIONES

Por su parte, la psicóloga clínica María Gracia Cavestany recomienda enseñar a los hijos a resolver sus problemas, confiando en su capacidad para encontrar soluciones.

"Enseñar a nuestros hijos a resolver problemas es enseñarles a buscar soluciones y luego enseñarles a encajar con humildad y alegría sus éxitos y a aceptar sus fracasos cuando no consiguen sus objetivos. Tenemos que estar cerca del niño y supervisar respetuosamente sus acciones, su hacer. Para ello, hay que confiar en el niño, en su capacidad para encontrar las soluciones, sus soluciones", destaca la experta.

Para Cavestany, "si les resolvemos la papeleta, pierden una buenísima ocasión de aprender", por lo que "la ayuda es ayudarles a que desarrollen gradualmente sus propios recursos".

Así, concluye la doctora, que las personas que han estado sobreprotegidas, "han tenido menos oportunidades de aprender y esto suele hacerlas inseguras, menos creativas para la vida y empiezan a sentir que equivocarse es algo tan horrible, que les deja en ocasiones paralizadas".