LAS MASECTOMIZADAS EN EL SNS YA ESTÁN SIENDO ATENDIDAS EN EL SNS

Las mujeres operadas en clínicas privadas desaparecidas o en el extranjero podrán revisar sus prótesis PIP en el SNS

Implante Mamario PIP
REUTERS
Actualizado 10/01/2012 15:47:25 CET

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La sanidad pública revisará las prótesis mamarias de la marca francesa PIP no sólo a las mujeres que las recibieron tras someterse a una masectomía dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), también lo harán con los implantes PIP de las mujeres operadas en clínicas privadas que ya no existan o estén fuera de España.

Así lo ha explicado la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, quien ha atendido a los periodistas para explicar la actual situación de los implantes PIP en España en una rueda de prensa a la que acudió la ministra de Sanidad, Ana Mato.

Según Farjas, las mujeres que recibieron "fraudulentas" prótesis mamarias PIP tras realizarse una masectomía en la sanidad pública "han sido atendidas y están siendo tratadas en la sanidad pública".

Para aquellas que se implantaron prótesis PIP en centros privados, la recomendación de Sanidad sigue siendo que acudan a la clínica donde se les practicó la operación para que allí procedan a la revisión de los implantes.

"Estamos en contacto con la Sociedad de Cirugía Estética y la Federación de Clínicas Privadas para que toda la red de centros privados pongan a disposición de las mujeres su consulta para esta revisión y para que actúen según las indicaciones de la UE", asevera.

Las mujeres operadas en clínicas privadas que ya no existen o fuera de España podrán revisarse sus prótesis PIP en las unidades de mama de referencia de los servicios de salud de todas las comunidades autónomas, según el acuerdo alcanzado el lunes por Sanidad y las diferentes autonomías.

"El Ministerio de Sanidad está trabajando para garantizar que todas las mujeres tengan una consulta en la que puedan hacer la revisión de sus implantes y traslado al área de responsabilidad de todos los centros las actuaciones que de ahí se derivan", ha manifestado.

Sin precisar explícitamente si las mujeres operadas en clínicas privadas que ya no existen o en el extranjero serán intervenidas en la sanidad pública de ser necesario, Farjas ha recordado que en los servicios públicos "por indicación estética no se reimplantan" las prótesis mamarias y que, a su entender, "es en esa relación médico-paciente en la que la mujer tiene que decidir si es el momento de la explantación y si desea, además, hacer una implantación".

Farjas dice que la prioridad es "garantizar la continuidad asistencial a las mujeres con prótesis PIP", un objetivo por el que Sanidad "ha trabajado desde el primer momento", con la creación de un grupo de expertos compuesto por representantes de todas las sociedades científicas relacionadas con este campo, con las comunidades autónomas y con la Unión Europea.

Asimismo, ha recordado que las comunidades están recogiendo datos sobre los implantes mamarios realizados en España para, a continuación, desarrollar el registro de implantes que no existía hasta ahora y realizar un seguimiento de los mismos, como decidió la semana pasada este equipo de expertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter