A partir de su desarrollo en la gestación

Modelo para investigar el origen del cáncer de testículo

Instituto Catalán de Oncología
EP
Actualizado 04/08/2010 14:16:33 CET

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido han elaborado un modelo científico para estudiar el desarrollo de los testículos durante el periodo de gestación, lo que les permitirá estudiar por primera vez el origen del cáncer testicular de células germinales y la implicación de los factores ambientales en la formación de estos tumores.

El cáncer testicular de células germinales es el más común en adultos jóvenes de entre 20 y 30 años y, según explican estos expertos en un artículo en la revista 'Human Reproduction', el desarrollo fetal juega un papel importante en la aparición de estos tumores.

Sin embargo, el hecho de que este tipo de cáncer no se haya detectado en ratones hacía imposible utilizar estos animales para tratar de comprender su desarrollo e identificar las causas que lo originaban.

Por ello, un equipo de investigadores dirigidos por el profesor de la Universidad de Edimburgo (Escocia) Richard Sharpe consiguió la autorización para tomar muestras de tejido testicular de fetos (de entre 9 y 18 semanas de gestación) procedentes de abortos y ser analizadas aparte.

Dado que no se pueden estudiar en un tubo de ensayo ya que no se desarrollan con normalidad, injertaron este tejido bajo la piel de unos ratones previamente modificados geneticamente para que su sistema inmune no reaccionase frente a ellos.

Así, explica Sharpe, "consiguieron que el injerto testicular creciese y se desarrollase con normalidad en un periodo de seis semanas, también las células germinales".

A partir de este modelo, que ha demostrado ser "viable" para estudiar los factores que inciden en el cáncer testicular, este grupo de científicos está investigando qué papel puede jugar la exposición a factores ambientales cuando el feto está todavía en el útero de la madre.

Igualmente, confían en que en un futuro pueda servir para estudiar trastornos en el desarrollo sexual que surjan de animalías testiculares, como el síndrome de Frasier o el de Denys-Drash.

"En el futuro este modelo de ratones podrá ser alterado favoreciendo o interrumpiendo el desarrollo testicular normal para desarrollar tratamientos o diagnósticos precoces para trastornos relacionados", asegura Sharpe.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.