Millones de pacientes con asma leve podrían prescindir del tratamiento diario con esteroides inhalados

Consulta Para Embarazadas Con Asma
EUROPA PRESS/JUNTADEANDALUCIA
Actualizado 12/09/2012 12:18:39 CET

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación dirigida por expertos de la Universidad de Texas en Galveston ha demostrado que los millones de personas que utilizan corticosteroides diariamente para controlar el asma leve no obtienen mayores beneficios en comparación con los que los usan sólo cuando se presentan los síntomas. El hallazgo ha sido publicado en el 'Journal of the American Medical Association'.

El nuevo estudio sugiere un nuevo tratamiento que podría cambiar las normas internacionales respecto al asma leve, reducir los costos farmacéuticos, limitar la exposición prolongada a los corticosteroides y permitir más flexibilidad en el manejo de la enfermedad.

"El descubrimiento de que estos dos cursos de tratamiento no difieren significativamente podría cambiar la manera en que los médicos y los pacientes manejan el asma, proporcionando una opción más fácil de seguir y menos costosa", afirma el autor principal, William J. Calhoun. El investigador añade que "los nuevos hallazgos se basan en la investigación de campo, y llegan en un momento en que los casos de asma están aumentando a un ritmo alarmante - especialmente en las comunidades de bajos ingresos".

Aproximadamente 25 millones de personas en Estados Unidos sufren de asma, cuyo coste es de 3.300 dólares por persona al año en gastos médicos, y ocasiona faltas a la escuela y al trabajo, y muertes tempranas.

El asma es una enfermedad inflamatoria desencadenada por una amplia gama y combinación de factores genéticos y ambientales. La suposición ha sido que, debido a que el asma está siempre presente, incluso si se encuentra inactivo, debe ser tratado con una dosis continua de medicamentos anti-inflamatorios.

El protocolo aceptado es una dosis dos veces al día de un corticosteroide inhalado como la beclometasona o la fluticasona, complementado con una dosis de rescate de albuterol para abrir las vías respiratorias durante el inicio de los síntomas severos. Bajo el ajuste basado en la evaluación médica (PABA), los médicos ajustan la dosis según la evaluación de los síntomas, el uso de albuterol de rescate, y la función pulmonar a intervalos de seis semanas.

En el nuevo estudio, más de 340 pacientes adultos con asma persistente de leve a moderada participaron en un ensayo aleatorizado para evaluar diferentes estrategias para el cuidado del asma a largo plazo: PABA; el biomarcador basado en el ajuste BBA, en el que los niveles de óxido nítrico exhalado son monitoreados sobre una base regular; y en los síntomas de ajuste, en los que el medicamento se toma solamente cuando se presentan los síntomas.

Los investigadores analizaron varios resultados, incluida la reactividad bronquial, la función pulmonar, las ausencias a la escuela o al trabajo y la exacerbación de los síntomas y ataques, para cada régimen de ajuste, a lo largo de nueve meses. Como resultado, los expertos no encontraron ninguna diferencia apreciable entre los tres métodos de tratamiento.

El estudio también reveló una tasa de fracaso del tratamiento anual de aproximadamente el 5 por ciento, con la notable excepción en el modelo ajustado por médico, cuya tasa de fracaso fue del 10 por ciento en el otoño y el invierno. Los investigadores creían que esto se debe a una confluencia de factores desencadenantes, incluyendo los alérgenos del otoño o la contaminación y la exposición a las infecciones virales, entre otros factores desencadenantes comunes.

Según el coautor Bill T. Ameredes, de la Universidad de Texas, "los pacientes que usan los medicamentos solo cuando se presentan los síntomas pueden impedir que se agraven las condiciones de un ataque grave. Además, los pacientes continúan cosechando los beneficios más tarde, en comparación con el uso de un inhalador de rescate".

Además, los investigadores observaron que el buen control del asma se puede lograr utilizando la mitad de la dosis de los esteroides inhalados, lo cual proporciona posibles ventajas de costos farmacéuticos.

"El protocolo actual del uso diario de inhaladores es eficaz, pero la flexibilidad y ahorro de costes inmediatos de medicamentos para el asma de un enfoque basado en los síntomas puede ofrecer beneficios a muchos pacientes", concluye Calhoun.