Desarrollada por científicos australianos

Un método quirúrgico permite regenerar las mamas tras una mastectomía

operación de un tumor con quimioterapia hipertérmica
JMC
Actualizado 12/11/2009 17:27:42 CET

SIDNEY, 12 Nov. (Reuters/EP) -

Científicos australianos han desarrollado una técnica quirúrgica que podría permitir a las mujeres que sufren de cáncer de mama regenerar sus senos después de una mastectomía, según informan desde el Instituto de Microcirugía 'Bernard O'Brien' de Melbourne (Australia) donde se investiga esta nueva técnica.

El procedimiento, que podría empezar a ensayarse en humanos dentro de tres a seis meses, consiste en insertar una cámara con forma de mama, que contiene una muestra de tejido adiposo de la mujer, bajo la piel del pecho. Esta infiltración se conecta un vaso sanguíneo al tejido adiposo, permitiendo que este crezca y rellene la cámara en un plazo estimado de entre seis a ocho meses.

Desde el centro, el director de operaciones, el doctor Phillip Marzella, explicó hoy que se está poniendo en marcha una "prueba de prototipo" que en los próximos meses se podrá en marcha a través de una "demostración de principios" con unas cinco o seis mujeres de modo que se pueda comprobar que el cuerpo puede regenerar su propio suministro de grasa en el pecho.

Además, espera crear dentro de dos años una cámara biodegradable que se disolviera una vez llena. "La hemos probado en varios modelos de animales, así que hemos realizado suficientes pruebas preclínicas como para estar seguros ahora de dar el paso a las pruebas en humanos", explicó.

El desarrollo de la técnica dependerá del propio comportamiento del cuerpo y de cómo es capaz de llenar vacíos internos, aunque "también se puede inyectar una sustancia similar al gel para estimular el crecimiento del tejido adiposo". "La naturaleza aborrece los vacíos, así que la cámara en sí, debido a que está vacía, tiene a ser llenada por el cuerpo", afirmó.

Las mujeres que participen de las pruebas deberán haber sido sometidas a una mastectomía completa o parcial. La prueba no busca regenerar una mama completa, sino el fomentar el crecimiento del tejido adiposo en la zona afectada para demostrar que el procedimiento es viable.

Según Marzella, el procedimiento regenerativo podría ofrecer a las mujeres una alternativa a la reconstrucción tradicional de mamas y a los implantes tras una mastectomía, aunque también podría ayudar a reparar otras zonas dañadas del cuerpo. "Esperamos pasar a otros órganos usando el mismo principio: una cámara que proteja y contenga células mientras crecen y retoman su función normal", declaró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter