La decitabina

Un medicamento para el cáncer de la sangre pueden frenar la propagación de las células del tumor de mama

Publicado 23/08/2013 10:01:23CET

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un medicamento utilizado para tratar cánceres de la sangre también puede detener la propagación del cáncer de mama invasivo, según han descubierto investigadores de la Clínica Mayo, en Florida (Estados Unidos). Su estudio, publicado en la edición digital de 'Breast Cancer Research', encontró que en el laboratorio y en animales, la decitabina actúa en un gen que codifica la proteína quinasa D1 (PRKD1) que detiene la capacidad de las células cancerosas de separarse de un tumor y propagarse.

"El tratamiento con dosis bajas de decitabina en un modelo animal de cáncer de mama restauró la expresión de PRKD1, redujo el tamaño del tumor y bloqueó la metástasis en el pulmón", resume el investigador principal del estudio, Peter Storz, bioquímico y biólogo molecular en la Clínica Mayo. "Esperamos que este estudio ofrezca una nueva vía para prevenir que el cáncer de mama se vuelva agresivo e intratable", añade.

El equipo de investigación, en el que está Sahra Borges, investigador postdoctoral en el laboratorio de Storz y autor principal de este estudio, encontró que el gen que codifica PRKD1 fue silenciado en todos menos un subtipo de cáncer de mama, incluyendo el cáncer de mama triple negativo agresivo, el carcinoma lobular invasivo. Borges también desarrolló un ensayo que se puede utilizar para medir la cantidad de PRKD1 que está silenciado en los tumores de mama de los pacientes.

"Al descubrir que PRKD1 está cada vez más silenciado cuando el cáncer de mama se vuelve agresivo y se extiende, la esperanza es que esta prueba pueda ser desarrollada y utilizada para predecir qué pacientes están en riesgo de metástasis y, por lo tanto, pueden beneficiarse de decitabina", subraya Borges.

Decitabina, aprobada por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) para su uso en algunos cánceres de la sangre, es un agente de desmetilación, lo que significa que puede activar los genes beneficiosos como PRKD1 que el cáncer ha silenciado.

El tratamiento de los genes que están silenciados es mucho más fácil que tratar de restaurar la función de un gen mutado, según Storz. La función de PRKD1, que se expresa en las células de la glándula mamaria, es mantener la función normal de las células.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter