Más natalidad, menor mortalidad por esta causa

La maternidad parece proteger frente al suicidio

EP
Actualizado 23/03/2010 13:16:10 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La maternidad parece proteger contra el suicidio, según un estudio de la Universidad Médica de Kaoshiung en Taiwán que se publica en la revista 'Canadian Médical Association Journal'. El trabajo muestra que un mayor número de nacimientos se asocia con menores tasas de mortalidad por suicidio.

El estudio, que siguió a 1.292.462 mujeres en Taiwán a lo largo de 20 años se realizó para confirmar una hipótesis planteada por el sociólogo Emile Durkheim en 1897 que señalaba que tener hijos protege a los progenitores frente al suicidio.

Se descubrió un 39 por ciento de disminución en la mortalidad asociada al suicidio entre las mujeres que habían tenido dos hijos y un 60 por ciento de disminución entre aquellas con tres o más hijos en comparación con las que sólo habían tenido uno. Las participantes fueron seguidas hasta diciembre de 2007 y dieron a luz entre enero de 1978 y diciembre de 1987.

Dado el número limitado de estudios previos realizados en los países desarrollados con tamaños de muestra más pequeños, este estudio es importante por su gran tamaño y el número de muertes por suicidio (2.252) en el grupo. En Taiwán, el suicidio es la octava causa de mortalidad entre hombres y la novena entre las mujeres y ha aumentado de forma constante desde 1999.

La mayoría de países occidentales ha tenido una tasa de suicidio estable o en disminución desde la década de los 90. La tasa de suicidio masculino-femenino suele ser superior al 3:1 en los países occidentales, mientras que es de 2:1 en Taiwán por las altas tasas de suicidio en mujeres. En los países occidentales, las tasas de suicidio entre mujeres han disminuido mientras que entre los hombres han ascendido.

Según explica Chun-Yuh Yang, responsable del estudio, "se descubrió una clara tendencia hacia las menores tasas de suicidio con el aumento del número de hijos tras controlar la edad en el primer nacimiento, estado civil, años de escolarización y lugar de parto". Yang añade que el efecto protector de paridad sobre el riesgo de mortalidad por suicidio fue mucho más fuerte de lo que estimaban informes previos.

"Dado que las mujeres incluidas en el estudio eran jóvenes, la gran mayoría de muertes por suicidio se producen antes de la menopausia, y entre las más jóvenes como en todos los países, este descubrimiento es particularmente notable", continúa el investigador.

El tener hijos podría proteger frente al suicidio porque los hijos podrían aumentar el sentimiento de la madre de autoestima. Los niños podrían también proporcionar apoyo emocional y material a la madre y proporcionarle un papel social positivo. Además, la maternidad podría aumentar las redes sociales y el apoyo social. Es descubrimiento así es coherente con la hipótesis de Durkheim.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.