Estudio de la Universidad de Columbia

Más cerca de la píldora anticonceptiva masculina

Medicamentos
EUROPA PRESS
Actualizado 17/08/2012 12:12:10 CET

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El desarrollo de una píldora anticonceptiva masculina ha sido difícil de alcanzar, pero ahora los resultados de un nuevo estudio apuntan en la dirección correcta para conseguir el control de la natalidad, mediante la píldora anticonceptiva para hombres. Según han publicado los investigadores, del Dana-Farber Cancer Institute, y el Colegio Baylor de Medicina, en la revista 'Cell', el compuesto de pequeñas moléculas utilizado en la investigación generó un método anticonceptivo reversible, en ratones machos.

El compuesto, denominado JQ1, penetra en la sangre de los testículos y altera la espermatogénesis -el proceso por el cual el esperma se desarrolla para convertirse en espermatozoides maduros. El resultado fue una disminución en el número y la calidad de los espermatozoides, y la producción de esperma normal se reanudó cuando se suspendió la administración de JQ1 -además, el compuesto no afectó la producción de testosterona, la conducta de apareamiento, o la salud de los hijos concebidos.

"Nuestros hallazgos demuestran que, en ratones, este compuesto produce un descenso rápido y reversible en el conteo de espermatozoides, y en su movilidad, con profundos efectos sobre la fertilidad", afirma uno de los autores principales, James Bradner, del Dana-Farber Cancer Institute.

El JQ1 fue sintetizado originalmente en Dana-Farber para bloquear el gen BRD4 -que causa cáncer. Llamado así por el químico Jun Qi, del laboratorio de Bradner, JQ1 ha demostrado ser eficaz en modelos de cáncer de pulmón, de leucemia, y en mielomas múltiples. Durante los últimos dos años, el grupo de Bradner ha proporcionado JQ1, sin cargo, a más de 350 laboratorios de todo el mundo.

INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

Cuando Martin Matzuk, de Baylor, probó JQ1 como inhibidor de un miembro de ciertas proteínas bromodominios, se dispuso a averiguar si JQ1 tendría algún efecto en una proteína específica de la espermatogénesis, llamada BRDT. Esta cuestión se basó en una investigación anterior de Debra Wolgemuth, y su grupo, en la Universidad de Columbia, que reveló que los ratones que carecen de BRDT son infértiles.

La BRDT está involucrada en el proceso de remodelación de la cromatina, durante la generación de espermatozoides en el testículo -la cromatina es la combinación de ADN y proteínas que constituye el contenido del núcleo de una célula. El JQ1 subvierte este proceso mediante la unión a una parte de BRDT, necesaria para la remodelación de la cromatina; al hacer esto, JQ1 bloquea el proceso normal por el que se desarrolla el esperma, lo cual reduce la producción, y la calidad de los espermatozoides.

En el estudio, los ratones que recibieron JQ1 tenían menores recuentos de esperma, y sus espermatozoides eran menos móviles que los de los ratones que no habían recibido la molécula. Esto hizo que los ratones tratados con JQ1 fueran infértiles. "Estos hallazgos sugieren que un método anticonceptivo masculino, reversible, puede ser posible", concluye Bradner.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter