Según un estudio

La lucha internacional contra las drogas ilegales no logra frenar la oferta

Publicado 01/10/2013 10:08:34CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

En las últimas décadas, las estrategias nacionales de control de drogas se han centrado más en la aplicación de la ley para frenar la oferta, pese a los llamamientos para explorar otros enfoques, como la despenalización y una regulación legal estricta. De hecho, los métodos de lucha contra las drogas ilegales no logran frenar la oferta, según concluye una investigación publicada en 'BMJ Open', que alerta que desde 1990, el precio de venta de drogas se ha reducido en términos reales, mientras que la pureza/potencia de la oferta ha aumentado, lo que indica la alta disponibilidad de estas sustancias.

Del análisis de datos de siete sistemas internacionales gubernamentales de vigilancia de drogas, que contenían al menos diez años de información sobre el precio y la pureza del cannabis, la cocaína y los opiáceos, como la heroína, se vieron tres grandes tendencias: la pureza/potencia de las drogas ilegales en general se mantuvo estable o subió entre 1990 y 2010, con pocas excepciones; el precio de venta en general cayó y los decomisos de drogas aumentaron tanto en los países de mayor suministro como demanda.

En Estados Unidos, después de ajustar los datos por la inflación y la pureza, el precio medio de la heroína, la cocaína y el cannabis en la calle se redujo en un 81, 80 y 86 por ciento, respectivamente, mientras que la pureza y/o potencia de estas drogas aumentaron en un 60, 11 y 161 por ciento, respectivamente.

Se observaron tendencias similares en Europa, donde, durante el mismo periodo, el precio medio de los opiáceos y la cocaína, ajustado por la inflación y la pureza, disminuyó en un 74 y 51 por ciento, respectivamente, y en Australia, donde el precio de la cocaína se redujo en un 14 por ciento y el precio de la heroína y el cannabis ha disminuido en un 49 por ciento.

Los científicos también revisaron el número de incautaciones de drogas ilegales en las regiones productoras y las tasas de consumo en los mercados donde la demanda de drogas ilegales es alta. Las incautaciones de cocaína en Estados Unidos, se redujeron a alrededor de la mitad entre 1990 y 2010 mientras las de cannabis y heroína aumentaron en un 465 y 29 por ciento, respectivamente, mientras en Europea, las de cocaína y cannabis fluctuaron, pero las de heroína subieron un 380 por ciento en 2009.

"En particular, los datos presentados en este estudio sugieren que la oferta de opiáceos y el cannabis ha aumentado, dando lugar a un aumento de la potencia y la disminución de los precios de estos productos ilegales", señalan los autores. Y añaden : "Estos hallazgos sugieren que la expansión de los esfuerzos por controlar el mercado mundial de las drogas ilegales a través de la aplicación de la ley están fallando".

Por ello, los investigadores esperan que este estudio ponga de relieve la necesidad de volver a examinar la eficacia de las estrategias de fiscalización internacional de drogas, "que ponen un énfasis desproporcionado en la reducción de la oferta en detrimento de la prevención y el tratamiento del consumo problemático de drogas ilegales basada en la evidencia nacional".

Naciones Unidas estimó recientemente que el comercio ilícito de drogas supone un mínimo de 350 millones de dólares cada año (unos 260 millones de euros) y que compartir las agujas es uno de los principales impulsores de infecciones que se transmiten por la sangre, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Además, el narcotráfico también está vinculado a altos índices de violencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter