SIN INFRAUTILIZACIÓN O SOBREUTILIZACIÓN DE RECURSOS

Llamamiento mundial para conseguir un uso eficiente de la sanidad

Cirugía percutánea
HOSPITAL QUIRÓNSALUD
Publicado 09/01/2017 10:35:35CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La revista 'The Lancet' publica un artículo en el que 27 expertos internacionales alertan a responsables políticos y proveedores sanitarios de que evalúen y tomen medidas urgentes sobre el uso inadecuado, bien por defecto como por exceso, de los servicios de salud.

Por un lado, señalan que la infrautilización de los recursos sanitarios deja a los pacientes vulnerables ante enfermedades y sufrimientos que podrían ser evitables mientras que, en el otro extremo, un uso excesivo también supone un despilfarro de recursos al tiempo que hay pruebas o tratamientos que pueden causar daños igualmente evitables.

Además, según señalan los autores, un mismo país, un centro sanitario e incluso un mismo paciente puede sufrir ambas situaciones, de ahí la necesidad de evaluar la conveniencia de todas las prestaciones, con independencia de la situación económica o social de cada lugar.

"La avaricia, los intereses en competencia y la mala información son agentes universales que pueden formar un ecosistema que ofrezca una atención médica deficiente", ha reconocido Vikas Saini, presidente de Lown Institute (Estados Unidos) y autor principal del artículo.

Entre sus ejemplos, citan que en España el 26 por ciento de las cirugías de reemplazo de rodilla son inadecuados, mientras que en Estados Unidos sube al 34 por ciento de estas intervenciones. Además, la tasa de histerectomías inapropiadas varía entre el 20 por ciento de Taiwán al 13 por ciento en Suiza.

Otro mal endémico en países ricos y pobres es el uso de tecnologías o prácticas asistenciales más caras pero menos ineficaces, mientras que otras herramientas no son tenidas en cuenta pese a su bajo coste, según los autores.

En este sentido, lamentan el aumento de cesáreas incluso en nacimientos de bajo riesgo aunque se estima que hasta 6,6 millones en todo el mundo se realizan de forma innecesaria, mientras que el uso de esteroides para prevenir partos prematuros se retrasó unos 40 años hasta que hubo evidencias de sus beneficios.

"Los pacientes necesitan saber qué están haciendo sus sistemas de salud para resolver problemas, en Estados Unidos estamos desperdiciando miles de millones de dólares que deberían dedicarse a mejorar la salud de sus ciudadanos", ha explicado Shannon Brownlee, vicepresidente senior del Lown Institute.

El editor jefe de 'The Lancet', Richard Horton, y su redactora jefe Sabine Kleinert avisan en un editorial adjunto la necesidad de que los líderes políticos sepan acabar con los servicios ineficientes e identifiquen aquellas prestaciones que realmente pueden aportar "bienestar y una vida saludable para todos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter