Salgado apunta que la lucha contra el tabaquismo es "una de las mejores formas de proteger la salud"

Actualizado 06/03/2006 10:45:04 CET

Opina que se haría "un flaco favor" a la sanidad pública si se pone en cuestión la "unidad" de la Organización Nacional de Transplantes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, aseguró ayer que la lucha contra el tabaquismo es "una de las mejores formas de proteger la salud" y, por ello, defendió la Ley antitabaco que entró en vigor en España a principios de año.

Salgado, en una entrevista en la Radio Galega recogida por Europa Press, se mostró "satisfecha" porque la ley haya suscitado comentarios y debates, algo que consideró habitual ante normas que trata de cambiar hábitos. Aseguró que la ley española es similar a la de otros países del entorno e, incluso, "más suave" que otras legislaciones, al tiempo que afirmó que busca "contribuir a la salud de todos".

Reconoció que en España la ley antitabaco se orienta en una primera fase en ser "muy exigentes" respecto a la prohibición de fumar en los centros de trabajo, "donde es un éxito" la aplicación de la norma; mientras que se es "más permisivo" en los locales de ocio. No obstante, abogó por que vayan "cambiando las cosas" y por que la norma debe "ir adaptándose a las demandas de la sociedad".

Respecto al decreto que prepara la Comunidad de Madrid para una mayor permisividad de fumar en determinados establecimientos, la ministra auguró que el Consejo Económico y Social y el Consejo de Estado introducirán modificaciones y, por ello, espera que "no haya que recurrir" el texto final.

Según dijo, una norma de un Gobierno autonómico "no puede ir en contra" de una ley que logró el consenso parlamentario y que está orientada a "proteger la salud".

CORDÓN UMBILICAL

Elena Salgado afirmó que el ministerio "no opina" sobre una decisión de tipo "privado" como la adoptada por los Príncipes de Asturias respecto a conservar la sangre del cordón umbilical de la Infanta Leonor.

Según la ministra, su departamento tiene "una preocupación por la sanidad pública" y porque "todos los españoles que necesiten un transplante puedan encontrarlo en los bancos públicos". Aseguró que, después de Estados Unidos, España es el segundo país del mundo que tiene más cordones umbilicales conservados y resaltó que, en el caso de nuestro país, se recogen a partir de donaciones altruistas.

Defendió que el Ministerio de Sanidad debe "esforzarse" en dar a conocer la existencia de los bancos públicos de sangre de cordón umbilical y propiciar que aumenten las donaciones al posibilitar que puedan ser recogidos en más hospitales.

Salgado consideró que se haría "un flaco favor" a la sanidad pública que se ponga en cuestión "la unidad" de la Organización Nacional de Transplantes, de la que dijo es "modélica en todo el mundo". Así, frente a la pretensión de algunas comunidades de regular sus propios bancos de sangre de cordón umbilical, advirtió que los gobiernos autonómicos "tiene que cumplir la legislación básica del Estado".