Una hormona de la grasa reguladora del apetito

La leptina, protectora contra el Alzheimer

Actualizado 16/12/2009 12:13:49 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La leptina, una hormona de la grasa que regula el apetito, podría proteger frente al Alzheimer y la demencia, según los resultados del Estudio del Corazón Framingham en Massachusetts (Estados Unidos) que se publican en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

El trabajo muestra que las personas con altos niveles de leptina, una hormona proteínica producida por las células grasas, podrían tener una menor incidencia de enfermedad de Alzheimer y demencia.

Estudios previos han mostrado que el sobrepeso y la obesidad en la mediana edad están asociados con peores funciones cognitivas en la población general y un mayor riesgo de demencia. Existen evidencias de que la leptina ejerce funciones adicionales en el cerebro fuera del hipotálamo, una región que controla la temperatura corporal, el hambre y la sed.

Los científicos, dirigidos por Wolfgang Lieb, examinaron la relación entre las medidas de concentraciones de leptina en plasma y la incidencia de la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Se midieron las concentraciones de leptina en 785 personas sin demencia entre 1990 y 1994 y 198 supervivientes libres de demencia pasaron por una resonancia magnética cerebral volumétrica entre 1999 y 2005. También se tomaron medidas del volumen global cerebral y el de un área llamada cuerno temporal, que son indicadores del inicio del Alzheimer y el posterior riesgo de demencia. En 8,3 años de seguimiento 111 participantes desarrollaron demencia y 89 fueron diagnosticados con Alzheimer.

Los investigadores descubrieron que los mayores niveles de leptina se asociaban con una menor incidencia de todas las causas de demencia y Alzheimer. La incidencia de la demencia disminuyó gradualmente con los mayores niveles de leptina.

Los resultados mostraron que una persona con un nivel básico de leptina en el cuartil con menores niveles tenía un 25 por ciento de desarrollar Alzheimer después de 12 años de seguimiento mientras que el riesgo de una persona del cuartil superior con mayores niveles de la hormona era sólo del 6 por ciento.

Los niveles superiores de leptina estaban también asociados con un mayor volumen cerebral total aunque un menor volumen del cuerno temporal no se asoció con los niveles de la hormona.

Según los autores, si se confirman estos resultados en otros estudios, los niveles de leptina en los mayores podrían servir como uno de los indicadores del envejecimiento cerebral saludable y abrir la vía a posibles tratamientos y terapias preventivas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter