Sostienen que es una técnica "al servicio de la violencia".

La Junta no descarta acciones por el informe del colegio de médicos contra el DGP

EP
Actualizado 16/12/2009 19:38:42 CET

SEVILLA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha declarado que su departamento no descarta emprender accciones legales contra el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos si no frena el informe de su comisión deontológica en el que tilda al diagnóstico genético preimplantatorio (DGP) como una técnica "al servicio de la violencia" porque "otorga a unos seres humanos la capacidad de decidir sobre la vida de otros", considerando así a dicho proceso como "contrario a la ética".

En declaraciones a los periodistas a su salida de la Comisión de Salud de la Cámara andaluza, Montero mostró así su "sorpresa" por dicho informe, del que dijo vierte "graves afirmaciones" que están "en contra de cualquier criterio científico".

La titular del ramo, quien insistió en la "falta de rigor" de dicho informe colegial, declaró igualmente del mismo que puede plantear "graves problemas" en el caso de que este documento se apruebe finalmente en la Asamblea del Consejo Andaluz de Colegios, Los textos son elevados luego al pleno de presidentes, un trámite por el que todavía no ha pasado el mencionado informe.

CARÁCTER VINCULANTE PARA LOS COLEGIADOS

"Si lo aprueba la asamblea del colegio, ello implicaría que el mismo tendría ya un carácter normativo y vinculante para los profesionales médicos que están colegiados, con lo que se estaría planteando un grave problema en todo el sistema sanitario público andaluz (SSPA), en dónde ya se aplica el DGP tras haberse reconocido por Ley este derecho de los ciudadanos e incorporado a la cartera básica de servicios", argumentó.

Así, advirtió de que, en caso de que la asamblea "ratifique y apruebe" este informe deontológico, "estaríamos hablando de que los médicos colegiados de Andalucía no podrían derivar hacia los lugares de referencia a las parejas que tengan problema relacionados con su fertilidad o que quieran que su descendencia esté libre de una enfermedad hereditaria".

Por ello, dijo "esperar y desear" que, por parte de la Junta Directiva del Consejo Andaluz de Médicos, "se planteara una propuesta para que, evidentemente, este documento no pase a su aprobación por parte de la Asamblea.

En el caso de que el paso de dicho documento a la Asamblea sea obligatorio, confió igualmente, "por sentido común y sensatez de los profesionales colegiales", que la Asamblea ponga de manifiesto "la necesidad de que no haya en los colegios profesionales una norma que contradiga una ley aprobada por el Parlamento de Andalucía".

En caso contrario, avisó, "estaríamos ante una situación inédita y tendríamos que ver incluso la posibilidad de emprender actuaciones legales contra el Colegio, ya que, según explicó, al tratarse de una norma vinculante para sus colegiados se estaría "boicoteando" un "derecho de los ciudadanos".

Además, pidió que, "aún no llegándose a ratificar dicho documento en la asamblea, nos parece que el Colegio debe aclarar esta situación, ya que --el informe-- ha sido divulgado en un medio oficial del Colegio". Así, reclamó que "para evitar confusiones" se eleve por parte del Consejo Andaluz de Colegios un escrito en el que "de la misma manera se aclare este asunto".

Finalmente, concretó que desde su departamento ya han solicitado, vía su Secretaria de Calidad, una "aclaración" al respecto, así como la certeza de "cual es el planteamiento que la Junta Directiva del Colegio tiene sobre el asunto y si ese documento del área deotológica lo van a elevar a su asamblea", zanjó.

Según publica El País, el informe de la Comisión Deontológica del Consejo de Médicos se detiene también especialmente en criticar el logro del primer bebé libre de mal genético nacido en la sanidad pública de España. Así, el texto destaca que para que naciera Javier hubo que desechar otros 16 embriones y lo explica elevando a los embriones en fase de preimplantación a la categoría de "niños" e "hijos".

"El procedimiento consiste en realizar la fecundación in vitro (producir entre 10 y 20 niños sanos) a partir de sus padres; a continuación, cuando los hijos tienen células suficientes, se toman un par de células de cada uno y se analizan", recoge dicho diario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter