A menudo afecta a mujeres

Los jóvenes padecen peores fibromialgias que los pacientes de mayor edad

Actualizado 07/10/2014 10:44:19 CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Aunque suene contradictorio, los pacientes jóvenes y de mediana edad con fibromialgia padecen síntomas peores y menos calidad de vida que los enfermos de mayor edad, según muestra un estudio de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, Estados Unidos, publicado en 'Lancet'.

La fibromialgia, que a menudo ataca a las mujeres, se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado con problemas de fatiga, sueño, memoria y estado de ánimo. La investigación, uno de los varios estudios presentados por la Clínica Mayo en la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología, sugiere que el trastorno actúa de manera diferente entre los distintos grupos de edad.

Los científicos estudiaron a 978 pacientes con fibromialgia y los dividieron en tres grupos de edad: de de 39 años o menos, de 50 a 59, y las personas de 60 años o más. Los pacientes más jóvenes y de mediana edad eran más propensos a tener empleo, estar solteros, fumar y poseer un mayor nivel de educación y un índice de masa corporal más bajo.

"Entre los tres grupos de edad de jóvenes, mediana edad y mayores, la gravedad de los síntomas y la calidad de vida difiere", dice el autor Terry Oh, médico de Medicina Física y Rehabilitación en la Clínica Mayo. Según este experto, los hallazgos del estudio fueron sorprendentes, ya que se considera que la calidad de vida y la salud física están asociadas negativamente con la edad.

El doctor Oh señala que las mujeres de los tres grupos con fibromialgia informaron de una menor calidad de vida que la mujer media de Estados Unidos y que la diferencia entre su salud física y la de la mujer media era más importante que las diferencias de salud mental, especialmente en pacientes jóvenes.

En otros estudios, los investigadores de Mayo encontraron que alrededor del 7 por ciento de los pacientes con fibromialgia tenían enfermedades inflamatorias reumáticas y que, en general, a estos enfermos no les va tan bien con el tratamiento como a las personas sin enfermedades reumáticas.

Los pacientes con fibromialgia también pueden tener síntomas relacionados con la piel, como sudoración excesiva o ardor u otras sensaciones. Aquellos afectados con polimialgia reumática que tengan obesidad sufren más dolor e incapacidad que otros pacientes con el mismo problema, además de necesitar dosis más altas de glucocorticoides.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter