Jiménez afirma que la escasa incidencia de la huelga demuestra que "no hay un clima general de rechazo ni descontento"

Actualizado 09/06/2010 16:26:02 CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, no se atreve a calificar de fracaso la huelga del sector público convocada este martes por CC.OO., UGT y CSI-CSIF, aunque considera que su escasa incidencia muestra que "no hay un clima general de rechazo ni descontento".

"Los datos que ha dado el Gobierno de la incidencia en la Administración General del Estado son muy bajos por varias razones: porque no hay un clima general de rechazo ni descontento, y porque todos somos conscientes de que hay una crisis económica internacional grave, y que en todos los países se están adoptando las mismas decisiones", en declaraciones a Cuatro recogidas por Europa Press.

No obstante, ha mostrado su respeto a aquellas personas que han ejercido su derecho constitucional de huelga y, por tanto, "a aquellos que han querido defenderla, propugnarla y mantenerla", pero cree que "el clima social no está maduro para este tipo de convocatorias".

Asimismo, ante la posibilidad de una futura huelga general, ha reiterado su consideración a este derecho de todos los trabajadores, aunque ha admitido que, "evidentemente, a ningún Gobierno le gusta que le hagan una huelga general".

No obstante, ha recordado que "estamos viviendo una situación excepcional", y, por tanto, "el Gobierno se ha visto obligado a tomar determinadas decisiones", que, en su opinión, están siendo entendidas por los trabajadores del sector público.

Por otra parte, entiende que la decisión de convocar una huelga general atañe a los sindicatos que, al mismo tiempo, son los que deben valorar la huelga de ayer, aunque, "evidentemente, es una muestra de si hay clima social a favor o no".

En cuanto al sector sanitario, ha señalado que su incidencia ha sido baja, teniendo en cuenta los datos que le han facilitados las diferentes comunidades autónomas. "Estará en torno al 5 ó al 6 por ciento, aunque en este entorno suelen ser un colectivo muy comprometido profesionalmente y personalmente; son conscientes de la incidencia que podría tener un apoyo masivo a la huelga".

Respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno para reducir el déficit, ha explicado que "son medidas que se deben de tomar en toda Europa y que han sido muy medidas y ajustadas". Asimismo, en su opinión, esta situación no ha "derrumbado" la confianza por el Gobierno, sino que "cuando se viene una situación de crisis de gran dificultad, de una caída sostenida del empleo, es evidente que la gente de alguna manera tienen que canalizar su descontento".

"Lo que tenemos que hacer es mantener nuestras políticas, nuestras decisiones, seguir adelante, trabajando para hacer lo que está haciendo Zapatero desde el primer día que es sacar al país de la crisis", indicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter