Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 10/01/2013

Publica la revista 'Innmunity'

Una investigación proporciona nuevas pistas para el diseño de una vacuna eficaz contra el VIH

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Al analizar la estructura de los complejos virus anticuerpo producidos en los vacunados, investigadores han puesto de manifiesto cómo la vacuna desencadena la respuesta inmune que podría combatir la infección VIH-1, según publica la revista 'Innmunity'. El estudio podría ayudar a guiar los esfuerzos para aumentar la producción de la vacuna, que en la actualidad no es lo suficientemente alta para uso clínico.

   "Este es el primer estudio integral del repertorio de anticuerpos que fueron inducidos por una vacuna contra el VIH y se asocia con disminución de la transmisión del VIH", asegura el autor principal del estudio, Barton Haynes, del Centro Médico de la Universidad de Duke (Estados Unidos). "En última instancia, la motivación del estudio es entender cómo funciona la vacuna con el fin de desarrollar maneras de hacerla mejor", afirma.

   En 2009, un ensayo de eficacia de la vacuna reveló que la RV144 VIH-1 protege casi a un tercio de los beneficiarios de la infección. En un estudio más reciente, Haynes y sus colaboradores descubrieron que los anticuerpos inducidos por la vacuna dirigida a regiones variables 1 y 2 (V1-V2) del virus están asociados con un menor riesgo de infección VIH-1, pero hasta ahora no está claro si estos anticuerpos son cruciales para la protección contra el virus o cómo podrían combatir las infecciones.

   Para abordar estas cuestiones, Haynes y su equipo analizaron anticuerpos aislados de receptores de la vacuna RV144 y determinadas estructuras de los anticuerpos Crystal tanto solos como en el complejo con el VIH-1 y descubrieron que la región V2, que está dirigida por los anticuerpos e incluye el residuo de aminoácido 169, exhibe una variación extrema, tanto en su secuencia de aminoácidos como su conformación estructural. A pesar de esta variación en el VIH-1, los anticuerpos pueden reconocer la posición 169 en el virus y por lo tanto se unen a células infectadas por virus inmunes y los marcan para su destrucción.

   El descubrimiento de la variación en la secuencia y estructura de la región V2 del VIH-1 abre nuevas vías para el diseño de vacunas capaces de proporcionar más protección que la existente RV144. "La nueva tecnología está permitiendo la disección de un conjunto complejo de respuestas inducidas por la vacuna de tal manera que las nuevas vacunas pueden ser diseñadas para mejorar", explica Haynes.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus