MÁS DE 400 ESTUDIOS ANALIZADOS

Una investigación sobre las citas en Internet indica que las flechas de Cupido se están volviendo digitales

Cupido, amor
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 06/02/2012 11:32:23 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las citas en línea no sólo han perdido su estigma, sino que han superado todas las otras formas de búsqueda de pareja en los Estados Unidos, según un nuevo análisis sobre esta floreciente industria. La revolución digital del romance se ha convertido una bendición para los corazones solitarios, según los psicológicos que llevaron a cabo el estudio; sin embargo, las afirmaciones de la industria, que dice ofrecer una 'base científica' mediante un sofisticado algoritmo para encontrar pareja, no han sido corroboradas por investigadores independientes y, por tanto, se les debe dar poco crédito.

La investigación, de 64 páginas, analiza más de 400 estudios de psicología y otros estudios de interés público, creando una imagen completa y fascinante de una industria que, según la estimación actual, atrajo a 25 millones de usuarios en todo el mundo solo en abril de 2011. El informe fue encargado por la Association for Psychological Science, y ha sido publicado en la revista 'Psychological Science in the Public Interest'.

"Las citas en línea son, sin duda, un nuevo giro, muy necesario en las relaciones", afirma Harry Reis, uno de los cinco coautores del estudio, y profesor de Psicología en la Universidad de Rochester. La economía conductual ha demostrado que el mercado de las citas para solteros en la sociedad occidental es muy ineficiente, especialmente una vez que los individuos entran en el mundo laboral; según Reis, "Internet es una gran promesa para ayudar a los adultos a establecer asociaciones románticas saludables, relaciones que son uno de los mejores predictores de la salud emocional y física".

Sin embargo, el amor en línea tiene sus riesgos, advierte Reis. Comparar decenas y, a veces, cientos de posibles candidatos o candidatas puede derivar en una actitud frívola, en la que la gente se juzga, se vuelve demasiado exigente, y se centra, exclusivamente, en un conjunto limitado de criterios. Además, la correspondencia a través de Internet, durante semanas o meses, antes de la reunión cara a cara, puede crear expectativas poco realistas.

Según el análisis, las citas en línea se han convertido en la segunda forma más común de encontrar pareja, sólo por detrás de los encuentros través de amigos. Según las investigaciones de Michael Rosenfeld, de la Universidad de Stanford, y Reuben Thomas, del City College de Nueva York, a principios de 1990, menos del 1 por ciento de la población conocía a sus parejas a través de anuncios impresos u otros intermediarios comerciales.

En el año 2005, entre los estadounidenses adultos solteros que eran usuarios de Internet y buscaban una pareja romántica, el 37 por ciento había concertado citas en línea. Según las investigaciones de Rosenfeld, el período entre 2007 y 2009, el 22 por ciento de las parejas heterosexuales y el 61 por ciento de las parejas del mismo sexo, habían encontrado a sus parejas a través de Internet.

Las actitudes han cambiado radicalmente; entre 1980 y 1990, las citas en línea estaban socialmente estigmatizadas, sin embargo, hoy en día, han entrado en la corriente principal, y se han desprendido de todo estigma social persistente, escriben los autores.

El análisis también indica que los hombres y las mujeres se comportan de manera diferente en línea. Un estudio de 2010, que incluyó a 6.485 usuarios de un importante sitio de citas en línea, descubrió que los hombres visitaban tres veces más perfiles que las mujeres (597.169 frente a 196.363). Además, los hombres eran, aproximadamente, un 40 por ciento más propensos a iniciar el contacto con una mujer después de ver su perfil, que las mujeres tras ver el perfil de un hombre (un 12,5 frente a un 9 por ciento).

Por otro lado, los investigadores advierten que el énfasis en la búsqueda de una pareja perfecta, o alma gemela, puede fomentar un enfoque poco realista y destructivo respecto a estas relaciones. "Las personas con fuertes creencias en el destino romántico son especialmente propensos a abandonar una relación amorosa cuando surgen los primeros problemas, y pueden llegar a ser vengativas y agresivas cuando se sienten inseguros en la relación", concluyen los autores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter